La Ñ no procede del latín

La Ñ no procede del latín

Surgió cuando en los monasterios  medievales del siglo XII, los monjes se dedicaban a copiar libros a mano.

Origen de la ñ

Para ahorrar pergamino y para ahorrar espacio en las palabras que contenían -nn-, los monjes empezaron a escribir una sola n coronada por un signo de menor tamaño (~)  llamado virgulilla.

Después en las imprentas se tenía la costumbre de economizar letras abreviando para ahorrar esfuerzo en las tareas de copiado y colocación de caracteres. Así, la  «nn» se escribía con una pequeña tilde encima de la ene: «ñ».  Lo mismo sucedió en portugués con «an» y «ã»; annus > añus.

Algunos piensan que el signo que va encima es otra “n” mas pequeña.

El latín perdió su pureza al ir mezclándose con las lenguas habladas por los pueblos conquistados, evolucionó y se representó en las diferentes lenguas romances con grafías distintas:

La nasal palatal no existía e latín, pero al evolucionar grupos de letras como gn, nn, ni, que alternaban con grafías como in, yn, ny, nj, etc., dio origen a ese sonido.

ng:

En italiano, el francés y las lenguas de su entorno

ny:

En aragonés, catalán, húngaro, suajili, lingala afaan oromo, quenya, valón, ladino, malayo, indonesio, ewe, gã, ganda, seSoto, swahili, zhuang y zulú

nh:

En portugués, occitano, mirandés y vietnamita

nj:

En holandés o neerlandés , croata y albanés, serbocroata, feroés, frisio, arumano, cimbrio

ň:

En checo y eslovaco, romaní y eurolingua.

ń:

En polaco, donde, además, el dígrafo “ni” tiene idéntico valor. Igual pasa en euskera donde aparte de la ñ, en algunos dialectos la ni se lee como una ñ.

ņ:

Letón

ɲ:

Bambara

нь:

En ruso, búlgaro y ucraniano

њ:

En serbio

 ne/ni/en/in, ng:

Al comienzo de la palabra cuando está palatizada en gaélico

nn y n:

En gaélico escocés cuando se pronuncian palatizadas

in:

En euskera

n:

En gagauz ante ä, e, i, ö y u

ニ (ni) + columna de ヤ (ya) :

En pequeño en japonés, por ejemplo la presentadora hispano-japonesa Begoña se representa ベゴーニャ (Be-go-o-nya <>

ஞ்

En tamil.

νι

En griego.

En ge’ez, amhárico, tigriña, tigré, harari, blin y me’en, entre otras lenguas que usan el sistema de escritura etíope.

En hindi, maratí, entre otras lenguas que usan el devanagari.

 

El castellano eligió las dos nn, y después se quedaron con una n con una raya encima. Esta se reafirmó en la ortografía alfonsí, o sea de Alfonso X El Sabio, en el siglo XIII y que luego se onduló.

Antonio de Nebrija un humanista español que gozó de fama como colegial en el Real Colegio de España de Bolonia, Italia, en el siglo XV, la empezó a considerar como una letra independiente, aun sabiendo que era una abreviación de la doble nn.

En el año 1803 fue incluida en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, casi 1000 años después de sus orígenes.

Entre las lenguas que han adoptado la letra «ñ» se encuentran:

El aimara, asturiano, bubi, castellano, chamorro, mapuche, mixteco, quechua, tagalo, extremeño, euskera, filipino, guaraní, tetum, wolof y zapoteco.

El inglés admite la “ñ” en préstamos del castellano como cañón, cañada, jalapeño, piñata o niño.

También la encontremos en bretón, en tártaro, y también en numerosas lenguas africanas como la mayoría de las nilo-saharianas y el volofo.

La «ñ» tiene en común con la «w», que ambas proceden de una versión doble de la «n» y la «v» respectivamente y han pasado a ser consideradas como letras independientes. La ñ es la decimoséptima letra del abecedario o alfabeto español y es la decimocuarta consonante.

La ñ símbolo de la hispanidad

Hoy en día, la «ñ», se ha convertido en símbolo de la hispanidad.

A la Selección Española de Baloncesto se le llama cariñosamente la ÑBA, la cual nos ha dado muchas alegrías con sus victorias.

La batalla por la ñ

En 1991, algunos fabricantes de ordenadores pretendían vender teclados sin «ñ». Entonces estalló una auténtica batalla cultural cuando la Comunidad Económica Europea (CEE) impulsó ese proyecto.

El colombiano Gabriel García Márquez  premio Nobel de literatura 1982, afirmó:

Es escandaloso que la CEE (Comunidad Europea) se haya atrevido a proponer a España la eliminación de la eñe (…) sólo por razones de comodidad comercial (…) Los autores de semejante abuso y de tamaña arrogancia deberían saber que la eñe no es una antigualla arqueológica, sino todo lo contrario: un salto cultural de una  lengua romance que dejó atrás a las otras al expresar con una sola letra un sonido que en otras lenguas sigue expresándose con dos”.

Mientras que la poetisa argentina María Elena Walsh, quien en el diario La Nación de Buenos Aires señaló:

¡No nos dejemos arrebatar la eñe! Ya nos han birlado los signos de apertura de interrogación y admiración. Ya nos redujeron hasta el apócope… Sigamos siendo dueños de algo que nos pertenece, esa letra con caperuza, algo muy pequeño, pero menos ñoño de lo que parece (…) La supervivencia de esta letra nos atañe, sin distinción de sexos, credos ni programas de software (…) Luchemos para no añadir más leña a la hoguera donde se debate nuestro discriminado signo (…) La eñe es gente”.

En todo caso, para reforzar la defensa de la letra, el gobierno español respondió el 23 de abril de 1993 con un Real Decreto que salvaba a la «ñ», acogiéndose al Tratado de Maastricht , siendo ya la Unión Europea (UE), que admite excepciones de carácter cultural.

Actualmente la ñ puede ser utilizada en los dominios de Internet siempre que sean .es, .ar o .cl, pero sin embargo si buscamos el dominio en un buscador como Google o Yahoo no lo van a encontrar.

La “ñ” se sitúa a la derecha de la «l» en los teclados Qwerty para español, y no tiene equivalente en el alfabeto romano.

En 2017 un tribunal de la localidad de Quimper (Bretaña), en el noroeste de Francia, denegó a Jean-Christophe y Lydia Bernard, el derecho a inscribir a su hijo con el nombre de Fañch. porque creyó que esta consonante, atentaba “contra la unidad del Estado y la igualdad sin distinción de origen”

La “eñe”, letra de la lengua castellana, idioma que hablamos casi 500 millones de seres humanos en el planeta llegó a internet, ha conquistado el ciberespacio y ahora va a por todas…


Si  quieres recibir todos los nuevos contenidos puedes suscribirte gratuitamente a mi blog https://exprimehistorias.wordpress.com/

Y si quieres oír y ver la historia suscríbete gratis a mi canal de YouTube https://goo.gl/5mMkyM


Otros artículos

¿Por qué se llama tortilla francesa?

El Eucalipto arcoíris, el árbol con más colorido del mundo

Plazas de Toros singulares

”Ver menos que Pepe Leches”

Hay zoos que encierran a las personas…

Luis Candelas El ladrón más temido de la capital

El palacio de Dueñas se puede visitar

Anuncios

2 comentarios en “La Ñ no procede del latín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s