La historia de Doña Berenguela de Barcelona

La historia de Doña Berenguela de Barcelona

Una reina con carácter

La fama que había alcanzado por su belleza e inteligencia atrajo a muchos pretendientes. Eligió a Alfonso VII rey de Castilla y León.

Fue Reina consorte de León por su matrimonio con Alfonso VII  y emperatriz de España, fue hija de Ramón Berenguer III, conde de Barcelona, y de Dulce de Provenza, hermana de Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Fue madre de los reyes Fernando II de León y de Sancho III de Castilla, rey de Castilla.

La reina participaba activamente en la política de reino y el mérito fue de ella al haber sofocado la rebelión del príncipe de Asturias. Solía acompañar a su marido a la guerra. Fue mecenas de las artes e influyó en que llegaran a Castilla las poesías de los trovadores provenzales.

Cuenta la leyenda, que en el año 1139, el rey Alfonso VII El Emperador, reunió un ejército en Toledo para atacar la fortaleza de Oreja o Aurelia cerca de Aranjuez, último bastión musulmán, muy estratégico  que resistía en la frontera del Tajo.

Enterados los almorávides de Córdoba, Sevilla y Valencia de que la ciudad de Toledo quedaba desprotegida, mandaron un gran ejército para ayudar a la fortaleza de oreja y cercaron la ciudad de Toledo.

La Soberana que entonces contaba con 23 años se asomó a la que hoy se llama Torre de la Reina para reprochar a los musulmanes el atacar a una ciudad defendida por mujeres.

Otra versión dice que envió un mensajero al campamento enemigo con un mensaje donde quedan recogidas estas palabras en la crónica de Alfonso VII:

“¿No conocéis que es mengua de caballeros y capitanes esforzados acometer a una mujer indefensa cuando tan cerca os espera el Emperador? Si queréis pelear, id a Aurelia y allí podréis acreditar que sois valientes, como aquí dejareis demostrado que sois hombres de honor si os retiráis”

Sea como fuese se mostraron de acuerdo, y reconocieron que Berenguela llevaba razón y se retiraron. Tras 6 meses de asedio, la fortaleza de oreja se rindió y tomaron prisioneros a los emires de Córdoba y Sevilla y los decapitaron.

El teniente de alcalde de Toledo Nuño Alfonso,al que muchos comparaban con el Cid,(por cierto, fue antepasado de Miguel de Cervantes) ordenó exhibir las cabezas, en la muralla, pero la reina las hizo quitar de inmediato. Mandó embalsamar las cabezas y meterlas en cofres de oro y llevarlas en un carro hasta sus viudas.

Berenguela falleció a los 33 años y está enterrada en el Panteón Real de la catedral de Santiago de Compostela. Fue una reina con mucho carácter, que participó activamente en la política del reino.

 

Si te ha gustado mi artículo y quieres recibir todos los nuevos contenidos puedes suscribirte a mi blog https://exprimehistorias.wordpress.com/

Y si quieres oír y ver la historia suscríbete a mi canal de YouTube https://goo.gl/5mMkyM

 

Anuncios

3 comentarios en “La historia de Doña Berenguela de Barcelona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s