Caroline Herschel, La primera astrónoma profesional

Caroline Herschel, La primera astrónoma profesional

Caroline Lucretia Herschel nació el 16 de marzo de 1750 en Hannover, Alemania. Se crió en el seno de una familia de músicos, pero ella solo recibió la educación para ser ama de casa, entonces enfermó, primero de viruela y luego de tifus. Así las aspiraciones de su madre por casarla se acabaron, porque eso repercutió en su crecimiento y le produjo marcas en la cara. A los 22 años se fue a estudiar canto con sus hermanos William y Alexander que eran músicos.

William vivía como destacado organista y director de orquesta en la localidad de Bath, Inglaterra y ella al liberarse de su madre llegó a ser una distinguida soprano. Se divertían observando en sus tiempos libres el cielo. Esta afición les venía de su padre, pero William descubrió el planeta Urano en 1781, que lo llamó “Estrella Georgiana” en honor al rey Jorge III y este lo nombro Astrónomo Real. Con los consejos de su hermano logró formarse por si misma y se fue de ayudante de el.

En 1786 Cuando ella tenía 37 años, el rey Jorge III la asignó un sueldo al descubrir el 1 de agosto su primer cometa, este era de 50 libras anuales y supuso el primer salario profesional para una mujer científica en Gran Bretaña. Junto con su hermano William, descubrió mil estrellas dobles y demostraron que muchas eran sistemas binarios y con esto explicaron que existía gravedad fuera del Sistema Solar.

Fue la primera mujer en descubrir un cometa. Llegó a distinguir ocho cometas , tres nebulosas y catorce objetos del espacio profundo;  de los cometas, seis llevan su nombre, el que mas destaca es el 35P/Herschel-Rigollet que lo descubrió el 21 de diciembre de 1788. Caroline colaboró con su hermano en el cálculo, diseño y construcción de sus propios telescopios. Se encargaba de apuntar los detalles, mantenimiento, de los cálculos previos a las observaciones, etc.

Su carrera en el mundo de la astronomía quedó truncada por la muerte de su hermano en 1822, en ese momento decidió regresar a Hannover y centrar su trabajo en catalogar lo que había descubierto anteriormente. Fue la primera mujer en recibir la medalla de oro de la Royal Astronomical Society en 1828, que no lograría otra mujer hasta 1996. Fue Miembro Honorario de la misma en 1835 y de la Academia Real de Irlanda en el 46 que recibió de manos del rey Federico Guillermo IV de Prusia.

Falleció en Hannover a los 97 años. En su tumba se puede leer un epitafio escrito por ella “Los ojos de ella, en la gloria, están vueltos hacia los cielos estrellados”. Sus méritos han sido muchos, tanto es así que un cráter de la Luna se llama Caroline Herschel y un asteroide lleva su segundo nombre Lucretia desde 1889.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s