Origen de la fiesta de las fallas que ha conseguido ser Patrimonio de la Humanidad

Origen de la fiesta de las fallas que ha conseguido ser Patrimonio de la Humanidad

La palabra valenciana Falla deriva del latín facula, que significa “antorcha”. Por tanto, tiene el mismo origen etimológico que la palabra castellana “hacha”.

Precisamente el significado originario de falla fue“antorcha”, pero con el paso de los siglos ha ido evolucionando hasta dar nombre a las fiestas de San José que se celebran en Valencia y otras localidades.

Antes de llamarse Falla se llamó Antorcha, Fogata, Hoguera de trastos viejos, Monigotes satíricos que se queman, Monumento artístico construido para quemarse y Comisión festera encargada del monumento artístico.

En plural Falles también ha extendido su significado con el tiempo, englobando a todo lo que tiene que ver con la fiesta como fenómeno social y festivo: Junta Central Fallera, artistas falleros, comisiones…

El vocablo pasó del idioma valenciano al castellano sin variación alguna, aunque su plural, que designa actualmente al conjunto de dicha fiesta, sí es diferente en ambos idiomas (Falles en valenciano y Fallas en castellano) por la manera de hacer el plural que tiene uno y otro.

Ya se celebraba en Valencia en el siglo XVIII. Se cuenta que era una antigua tradición de los carpinteros de la ciudad, que en vísperas de la fiesta de su patrón San José quemaban delante de sus talleres, en las calles y plazas públicas, los bártulos antiguos e inservibles, junto con los armatostes de madera que utilizaban para poner en alto los candiles, que les iluminaban cuando trabajaban en los meses de invierno.

En el siglo XIX, no se podía considerar aún una fiesta, sino un agasajo introducido en las celebraciones de San José. Entonces la falla poco a poco dejó de ser un cúmulo de trastos viejos para convertirse en algo más esmerado:

Un entablado de madera que tenía encima varias figuras o ninots vestidos con ropa real y máscaras de cartón, los cuales aparentaban una escena teatral con contenido normalmente satírico. Esta primitiva estructura se montaba el día 18 por la mañana y se quemaba el mismo día por la noche, por esta razón en aquella época se llamaban “falles de la vespra de Sant Josep” (fallas de la víspera de San José).

Estas Fallas tenían un sentido crítico e irónico, exponiéndose  sobre todo en los monumentos falleros escenas que remedaban hechos sociales censurables y criticando socialmente siempre con sentido del humor.

En 1870 se oprimieron severamente los festejos populares como el Carnaval y las Fallas. Esta coacción incitó a que en 1885 surgiera un movimiento en defensa de las tradiciones típicas, otorgando la revista “La Traca” premios a los mejores monumentos falleros. Este hecho indujo a la competición entre los vecinos y dio lugar al origen de la falla artística, donde no faltaba la crítica, pero prevalecía la estética.

En 1901, el Ayuntamiento de Valencia, concedió los primeros premios municipales a las mejores Fallas. Este fue el inicio de la unión entre el pueblo y el poder político, acrecentando esta fiesta popular en número, estructura y organización.

En 1927 llega el primer tren fallero a Valencia. Se elige a la primera fallera mayor de Valencia (Ángeles Algarra) en 1931,. Se organizan los primeros actos oficiales de una semana fallera, en 1932, y se elige el primer ninot indultat, (o sea que no se le quema, sino que le indultan) en 1934, para crear un museo de folklore que al final fue el Museo Fallero.

La Guerra Civil Española (1936-1939) supuso un paréntesis obligado a la fiesta, aunque se plantaron en 1937 algunas fallas de contenido propagandístico por parte de ambos bandos.

Recién finalizada la contienda, en 1939, el Ayuntamiento de Valencia crea la Junta Central Fallera, la cual en 1944 promulga el primer Reglamento, normas que han de cumplir todos los falleros asociados a esta entidad.

En 1941 se crea la sección especial, máxima categoría del concurso para los monumentos, y que en 1945 se aprobó la Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados y va configurando poco a poco la fiesta fallera que conocemos.

Hoy en día, la ciudad se matiza del olor de las flores y de la pólvora para recibir la primavera y a más de un millón de visitantes, que entre la música de las bandas y el ruido de las mascletàs recorren los monumentos falleros.

Lo más tradicional es recorrer las calles de la ciudad contemplando las fallas, que del 12 al 19 de marzo, se levantan en cada una de las calles y esquinas de la ciudad, mientras se disfruta de un exquisito chocolate con bunyols de carabassa (buñuelos de calabaza).

Forman parte de los festejos de las Fallas:

  • La cridà, (que en valenciano significa llamada) es el inicio oficial de la fiesta, la invitación de las falleras mayores de Valencia, a participar en las Fallas, es el pistoletazo de salida de las celebraciones falleras.
  • La despertá es para que la gente no duerma, los falleros a las 8 de la mañana, todos los días de Fallas, tiran petardos acompañados de su banda de música por todo el barrio. Con tanto ruido la gente aguanta despierta y algunas comisiones se lo pagan organizando una xocolatà, chocolate caliente.
  • La mascletà es una serie de petardos con cierta potencia que se disparan con la finalidad de producir ruido (no luces). De hecho, las mascletás se disparan siempre de día, aunque cada vez tienen más chispas de colores para que se vea mas bonitas. El disparo empieza despacito y va aumentando gradualmente el sonido, hasta llegar a lo que se conoce como “terremoto”, que es la parte final, donde explotan a la vez montones de petardos con un ruido ensordecedor.
  • La Exposición del Ninot, la plantà, que es cuando se coloca la falla. El artista fallero ayudado por los demás trabajadores de la comisión fallera, terminan de montar el monumento y lo adornan para que el jurado les de un premio.
  • La Cabalgata del Ninot, consiste en un desfile de diversas comisiones falleras donde los participantes van en comparsas, disfrazados y con carrozas. En su origen, tenía como objetivo llevar los ninots de las comisiones a la Exposición del Ninot, que es donde el público elige el que se indulta y el que se deja en el Museo Fallero. Esta cabalgata se celebra tanto en Valencia capital como en otras localidades, tal como Torrent y Paterna.
  • Los castillos de fuegos artificiales. Un típico castillo en Valencia es largo (más de 15 minutos), con mucho colorido, con innovaciones (estrellitas luminosas, globos de colores, etc.) y un final blanco y ruidoso. Se lanzan en muchos puntos de la ciudad, ya que varias comisiones falleras tienen el suyo propio, pero el oficial es el más grande, y se instala en el viejo cauce del río Turia, en la Alameda.
  • Las paradas moras son pasacalles de vistosas comparsas de moros organizadas por diversas comisiones falleras de la ciudad. La más famosa es la de la Falla Almirante Cadarso-Conde de Altea, pero también realizan este espectáculo la Falla Pío XI-Fontanares y la Falla Jacinto Benavente-Reina Doña Germana, todas en Valencia capital.
  • La Cabalgata del Fuego (Cavalcada del Foc en valenciano), es la que, la protagonista es la llama y la pirotecnia. En ella se pueden ver animales como dragones, serpientes y tortugas de las que sale fuego, así como zancudos, demonios y comparsas con artilugios pirotécnicos al estilo de los correfocs (correfuegos) de algunas localidades como Massamagrell.  Se celebra en día 19 de marzo a las siete de la tarde, y su función es anunciar que esa noche se quemarán todas las fallas de Valencia.
  • La Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados. Durante dos días, los miles de falleros y falleras que hay en Valencia acuden a la plaza de la Virgen a ofrecer su tributo a la patrona de Valencia. Desde las cuatro de la tarde y hasta mas o menos las dos de la mañana, todos los días 17 y 18 de marzo las comisiones falleras desfilan con trajes típicos y acompañadas cada una de su banda de música, hacia una reproducción enorme de la Virgen de los Desamparados situada enfrente de la Basílica.
  • La Nit del Foc, (La noche del fuego) es el más importante y espectacular de los castillos de fuegos artificiales.Se dispara la noche del 18 al 19 de marzo, y durante más de 20 minutos, miles de kilos de pólvora (2450 Kg, año 2015) iluminan el cielo de Valencia.
  • La Nit de la Cremà (La Noche de la Cremà). La noche en que se queman las Fallas, es el acto en el cual un monumento fallero que ha costado miles de euros se prende fuego y se convierte en cenizas negras. Es un gran momento en la fiesta de las Fallas, pero también muy triste, ya que marca el final de la fiesta… y al día siguiente hay que ir a trabajar.

El organismo de Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura, con sede en París, ha estudiado las propuestas de diferentes países. España presentó una única candidatura, las Fallas.

Noviembre ha sido histórico para las Fallas. ¡La Unesco ha decidido declararlas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad!!.

¡Enhorabuena a todos los valencianos y como no… a todos los españoles!!

Anuncios

3 comentarios en “Origen de la fiesta de las fallas que ha conseguido ser Patrimonio de la Humanidad

  1. Una pequeña corrección. la nit del foc, no es cuando se queman las fallas, es un castillo disparado en la madrugada del 18 al 19 y es el mas grande de los que se disparan en fallas. El 19 se celebra la cremà que es cuando se queman los monumentos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s