Argamasilla el español con rayos X

Argamasilla el español con rayos X

Antes que Superman, ocurrió que un noble español con visión de rayos X, que se llamaba Joaquín María Argamasilla de la Cerda y Elio, viajó a Nueva York en los años 20 del siglo pasado para demostrar sus poderes ante el ilusionista Harry Houdini.

Nació el 4 de abril de 1905. Era hijo del marqués de Santa Cara, titulo que heredó después. También fue Director General de Cinematografía y Teatro entre 1952 y 1955.Su padre Joaquín Argamasilla de la Cerda y Bayona procedía de una familia tradicionalista, era amigo de Valle-Inclán con el que le unían dos afinidades, el Carlismo y el ocultismo y se interesó también por el espiritismo.

Junto al Conde de Gimeno fundó en 1920, la Sociedad Española de Estudios Metapsiquicas. Se convirtió en un investigador entusiasta de fenómenos como la lucidez mediúmnica, el hipnotismo, la telepatía, la clarividencia, la percepción extranormal.

Experimentaba  en su propio hijo Joaquín María, que tenía entonces 17 años. En 1922 descubrió en él una nueva facultad, que denominó metasomoscopia. Consistía en la visión a través de ciertos objetos opacos.

El sujeto está aislado de la luz, una venda cubre sus ojos y unos pedazos de guata bloquean sus párpados. Tiene que estar de espaldas a la fuente de luz, y esta tiene que proyectarse sobre  la superficie de la caja y el interior se debe distinguir.La caja debe colocarse en un lugar desde donde se enfoque bien. Los objetos que tiene que descubrir han de situarse en un mismo plano. Por último el grosor de la caja dependerá del material. La plata y el oro, permiten un mayor espesor que la madera, la ebonita o el cuero. Los materiales aislantes,  son malos conductores de la electricidad, como lo son la porcelana o el cristal, no permiten la visión y el papel tampoco, si se interpone una hoja de papel de seda la visión se obstaculiza.

Argamasilla padre, organizó algunas sesiones. Entre los asiduos se encontraban el ingeniero Manuel Maluquer, el escritor y diplomático mexicano Francisco A. de Icaza y el notario Cándido Casanueva que daba fe de lo sucedido. El también ingeniero Joaquín Menéndez Ormaza, publicó en el diario El Imparcial una serie de artículos. Cuenta como Argamasilla hijo fue capaz de hacer una lectura exacta de una hoja  de un Tratado de Derecho Romano que el notario Casanueva había arrancado en su domicilio e introducido en una caja que cerró herméticamente. Después, Menéndez  Ormaza, desgarró otra hoja, esta vez del Poema de Mío  Cid y la depositó en una caja de metal. El joven Argamasilla declamó los versos y, también, una tercera hoja, cortada del Quijote por el mexicano Icaza.

Un informe del ingeniero Maluquer ofrece una explicación del fenómeno. “Los rayos de luz negra atraviesan los cuerpos opacos, al igual que los rayos X. Como se reflejan y refractan, son capaces de iluminar los escritos y regresar al cerebro, en forma de imágenes, que la retina transforma en corriente nerviosa”. Para Valle-Inclán era que el joven Argamasilla veía a través de las paredes de la caja, porque era capaz de doblar la mirada e introducirla por la finísima rendija de la tapa como si se tratara de una hoja flexible de acero, que una vez dentro se apropiaba de la imagen, se doblaba de nuevo y regresaba hasta el vidente.

En abril de 1923, se constituyó por iniciativa de la reina María Cristina una comisión para estudiar el caso, la cual presidió Ramón y Cajal y formaban parte el físico Blas Cabrera, el fisiólogo Juan Negrín,  el oculista Márquez, el histólogo Tello, el cardiólogo Calandre y el propio  Lafora en su condición de neurólogo y  psiquiatra. Santa Cara y su hijo no se presentaron.

Después el marqués llevó su vástago a París a someterse al examen del doctor Charles Robert Richet un eminente médico francés que demostró que la sangre de animales vacunados contra una infección, protege contra la misma. Sus poderes le parecían  maravillosos, creía ver en ellos un nuevo horizonte para la ciencia, pues abrían la posibilidad de descubrir nuevos rayos. Llegó a declarar: “Estamos en días de descubrir nuevos rayos. Nos encontramos en presencia de uno de los mayores descubrimientos de nuestros días”. Fue entonces cuando el caso adquirió una dimensión internacional.

“Ha venido a este país a convencer a los científicos de que puede ver a través del oro, la plata, el cobre y otros metales”, decía el 7 de mayo de 1924 The New York Times.

En Nueva York Joaquín María es presentado como El hombre que tenía rayos X en los ojos. La primera demostración se celebra en el Hotel Pensilvania. En su segunda actuación acude el ilusionista Harry Houdini y le reta. Houdini no creía que el español, de 19 años, tuviera “visión supranormal”. Decidió desenmascarar a todos los que cometían fraude desde que murió su madre. Una médium le dijo que ella le mandaba un mensaje en inglés y llevaba una cruz, cuando su madre no hablaba inglés y además era judía.

Houdini sospechó enseguida de él, siempre estaba cerca de una ventana para tener una buena iluminación que no tendría porqué hacerle falta. Además, conocía más de una técnica para poder ver a través del vendaje. En la prueba del reloj, observo la hábil maniobra de provocar una pequeña apertura en la tapa que le dejaba echar un rápido vistazo a la hora.

Respecto al truco de los mensajes ocultos, era más ingenioso, porque Argamasilla utilizaba cajas de su pertenencia que le permitía una ligera maniobra para ver y leer el texto escrito. Houdini le ofreció cambiarlas por otras de su invención, pero Joaquín renunció. Al descubrir su truco Houdini se ofreció a hacer lo mismo que el, aunque falló en algun momento en otro acertó y logró poner en duda la veracidad de que Argamasilla tuviese rayos X.

Para una parte de la prensa española, Houdini había sido el gran derrotado. El sábado 24 de mayo de 1924, el periódico La Época titula: El éxito en Nueva York de don Joaquín Argamasilla. La noticia se hace eco de la crónica de Nueva York, escrita por Miguel de Zárraga y publicada en el diario ABC, en la que se afirma que “Houdini apostó 5000 dólares a que hacía lo mismo que nuestro compatriota y, a pesar de los subterfugios que utilizó, perdió la apuesta”.

En España se le defendía porque algunos de los que habían dado la opinión de que Argamasilla veía con estos rayos eran muy importantes y ahora no se querían echar para atrás, porque perderían su prestigio. Joaquín ante todas estas manifestaciones alegó que ya no percibía las cosas como antes y se fue retirando de la escena.

¿Que fue de Argamasilla y su padre?, pues su padre se dedicó a la política y escribió un libro “En honor a la verdad” que hablaba sobre Primo de Ribera, con el que quizás le uniera el espiritismo. Ribera había fundado en su momento la segunda sociedad espiritista organizada en España.

El joven Argamasilla, cuyos poderes habían desaparecido, siguió ligado al mundo del espectáculo. Tras la guerra civil se incorporó a la vicesecretaría de Educación Popular, el organismo encargado de propagar el modelo ideológico y cultural del partido único. Dirigió la sección de la que dependía la censura teatral y cinematográfica y con el tiempo llegó a ser director general de Cinematografía.

 

Este vídeo habla de Argamasilla

http://www.cuatro.com/_6ce64405

Si te ha gustado mi artículo y quieres recibir todos los nuevos contenidos puedes suscribirte a mi blog https://exprimehistorias.wordpress.com/

Y si quieres oír y ver la historia suscríbete a mi canal de YouTube https://goo.gl/5mMkyM

Anuncios

3 comentarios en “Argamasilla el español con rayos X

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s