Agatha Christie, “La reina del crimen”

Agatha Christie, “La reina del crimen”

Agatha Mary Clarissa Miller nació en Torquay, Inglaterra el 15 de septiembre de 1890. Su padre era Frederick Alvah Miller, un corredor de bolsa estadounidense y su madre Clarissa Margaret Boehmer , hija de un capitán de la armada británica.

Agatha era la menor de tres hermanos de una familia típica británica. Su hermana se llamaba Margaret “Madge” Frary Miller y su hermano Louis “Monty” Montant Miller. De niña tuvo un carácter tímido, rechazaba a las muñecas y jugaba con amigos imaginarios.

Su padre vivía de las rentas,  tenía un problema con el juego y enfermaba a menudo. Sufrió una serie de ataques al corazón hasta que murió en noviembre de 1901 a la edad de 55 años. Dejó en bancarrota a su familia cuando murió.

En esos momentos Agatha tenía 11 años. Ella disfrutó de la vida, porque no seguía los mandatos de la sociedad, aunque su educación fue rígida por aquello de las costumbres victorianas. Había crecido rodeada de mujeres fuertes e independientes.

Se crió entre su casa de Devonshire y las residencias de su abuela y sus tías en Ealing, West End  y alguna parte del sur de Europa, donde su familia pasaba las vacaciones de invierno.

Aunque era cristiana, fue criada en un hogar de creencias esotéricas y, al igual que sus hermanos, creía que su madre Clara era una psíquica con percepción extrasensorial.

Su madre la dio clases en casa, animándola a escribir desde muy joven. Fue una lectora voraz desde muy pequeña y entre sus libros preferidos se hallaban los infantiles escritos por la señora Molesworth, incluyendo The Adventures of Herr Baby (1881), Christmas Tree Land (1897) y The Magic Nuts (1898).

También leyó la obra de Edith Nesbit, especialmente títulos como The Story of the Treasure Seekers (1899), The Phoenix and the Carpet (1903) y The Railway Children (1906).

Al crecer, pasó a leer versos surrealistas de Edward Lear y Lewis Carroll. A los 16 años asistió a la escuela de la señorita Dryden en Paris, para estudiar danza, canto y piano.

Cuando regresó a Inglaterra en 1910, vio que su madre estaba enferma y ambas decidieron pasar tiempo juntas en la zona más cálida de El Cairo, hospedandose durante tres meses en el Gezirah Palace Hotel.

Visitó monumentos egipcios antiguos como la Gran Pirámide de Giza pero no mostró interés por la arqueología y egiptología, que en sus últimos años llegaron a ser un aspecto relevante en su obra.

Mientras se recuperaba en la cama de una enfermedad, escribió su primer cuento, The House of Beauty, que consistió en alrededor de 6000 palabras sobre el mundo de «la locura y los sueños».

La mayoría de sus siguientes relatos, en especial The Call of Wings y The Little Lonely God, ilustraron su interés por el espiritismo y lo paranormal.

Varias revistas rechazaron todas sus primeras presentaciones aunque algunas fueron publicadas más tarde a menudo con nuevos títulos. Christie editó su primera novela, Snow Upon the Desert, en El Cairo, basada en sus recientes experiencias en esa ciudad.

Se casó por primera vez durante la Primera Guerra Mundial, en 1916 con Archibald Christie, que era piloto de aviación de la Royal Flying Corps. Le conoció en un baile ofrecido por lord y lady Clifford en Chudleigh, a 19 km de Torquay.

Archie había nacido en la India y era hijo de un juez del servicio civil. Agatha en esos momentos tenía 24 años.

Durante la guerra trabajó como enfermera voluntaria y eso la influenció en su obra ya que muchos de los asesinatos que relató se llevaron a cabo con venenos.

Después de leer La dama de blanco y La piedra lunar de Wilkie Collins así como las primeras historias de Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle, Christie se convirtió en seguidora de los relatos detectivescos.

Fue así como en 1920 escribió su primera novela policíaca, en la que su víctima moría envenenada. La protagonizaba Hércules Poirot en ”The mysterious affair at styles”, aunque la  editorial Hodder and Stoughton la rechazó.

Otra editorial The Bodley Head tardó casi dos años en contestarla. En 1920, después de hacerla cambiar el último capítulo, publicaron la novela.

Se vendieron 2000 ejemplares, pero lo mas importante fue que el periódico The Weekly Times compró el manuscrito para publicarlo por entregas. Dio a luz a su hija Rosalind en Ashfield en agosto de 1919.

Para Agatha su familia era mas importante que sus libros, pero su mala situación económica hizo que tuviera que escribir otro libro y después ya no dejó de publicar.

En 1924, Archie fue requerido por el Major Belcher, director de la British Empire Mission, para que le acompañase en un viaje que les llevaria a los confines del Imperio.

Agatha también fue invitada, y juntos recorrieron Canada, Hawai, Nueva Zelanda, Australia o Sudáfrica en un viaje que se alargaría durante más de diez meses.

En su Autobiografia la escritora define este viaje, en el que llego a surfear en Honolulu (Hawai), como “una de las cosas más excitantes que le habían ocurrido en la vida”.

En 1925 la pareja compra su primera casa a la que bautiza como Styles House, en honor a la casa en la que ocurren los hechos de la primera novela publicada por Agatha, El misterioso caso de Styles.

La casa estaba al lado de un campo de golf, y la pareja dedicaba sus días a practicar este deporte que llego incluso a obsesionar a Archie. Agatha sentía que estaba más interesado por el golf de lo que lo que estaba por su propia familia. Decidiendo que tenía que alejarse un poco, se fue a Córcega sin él.

Al regreso de su viaje, Agatha descubre que su madre Clara esta gravemente enferma de bronquitis, falleciendo poco después, pero Archie no quería tener nada que ver con eso . Agatha lo describió como alguien que odiaba “la enfermedad, la muerte, y los problemas”.

Para editar su autobiografía tardó quince años. En ella hay un capitulo que habla de su marido que la pidió el divorcio para irse con su secretaria, justo cuando acababa de perder a su madre.

Agatha no se encontraba en su domicilio cuando Archie preparó la maleta y se fue a pasar el fin de semana con otra mujer  el 8 de diciembre de 1926.

Cuando regresó, se enteró de lo ocurrido y esa misma tarde, la joven escritora de 36 años dejó a su hija Rosalind, de siete años, y la casa al cuidado de las criadas y se alejó en su coche sin decir a dónde iba.

Tuvo una crisis nerviosa que le produjo amnesia, tanto es así que, apareció su coche abandonado, cerca de una carretera, en Newlands Corner al lado de un lago cerca de Guildford junto con un permiso de conducir caducado y ropa, pero ella no se encontraba allí.

Se pensó que era para dar publicidad a la escritora. «Todo el mundo se preguntaba: ¿dónde está Agatha? Su farmacéutico comentaba a la prensa cómo Agatha y él hablaban a menudo sobre los diferentes tipos de venenos y métodos de suicidios.

Incluso un periódico ofreció una recompensa de 500 dólares por alguna información», relataba Nancy Mills en ABC en 1978.

Arthur Conan Doyle intentó ayudar en la investigación. Le cedió uno de los guantes de Christie a un médium para que lograra percibirla.

Dorothy Leigh Sayers  fue una conocida escritora y traductora británica, estudiosa de lenguas clásicas y modernas, y humanista cristiana que era conocida principalmente por sus cuentos y novelas policiacas.

Estaban protagonizadas generalmente por el aristócrata inglés Lord Peter Wimsey. Esta escritora visitó la casa de Surrey, que posteriormente se convirtió en el escenario de su libro Unnatural Death.

Lo único que se sabe es que  Aghata apareció once días después:

«Con el tiempo trascendió que Agatha había viajado hasta la estación de Kings Cross, donde tomó el tren a Harrogate y se registró en el Harrogate Spa Hotel bajo el nombre de Teresa Neale», señalaba la web oficial de la escritora, empleando precisamente el apellido de la amante de su marido.

Como no sabía quién era, publicó una carta en un periódico a ver si alguien podía reconocerla, pero al firmar con otro apellido no logró nada.

Un camarero del hotel supo quien era por las fotografías publicadas en la prensa. El personal del hotel alertó a la policía y señaló que la señora Christie había llegado en un taxi, al día siguiente de que se perdiera su pista.

Archie acudió a recoger a su esposa, pero ésta no le reconoció. «Agatha no recordaba quién era», señala su biografía oficial, que apunta a una amnesia temporal.

Dos médicos le diagnosticaron entonces fuga psicogénica. Al año siguiente, los Christie se divorciaban. Archie se casó al poco tiempo con Nancy Neele y Agatha recibió la custodia de su hija Rosalind.

Se recuperó recibiendo tratamiento psiquiátrico durante un tiempo, y en 1927 viajó con su hija a Canarias en busca de sosiego tras su divorcio.

Christie terminó «El misterio del tren azul» en las islas, que además sirvieron de ambientación para otros dos de sus relatos: «El enigmático Mr. Quin» y «Mrs. Marple y los trece problemas».

La historia de su pérdida de memoria, fue llevada al cine en la película «Agatha» con Vanessa Redgrave en el papel de Agatha, Timothy Dalton en el de su marido y Dustin Hoffman en el de un periodista que la descubre.

No fue bien recibida por la familia. Su nieto Mathew Pritchard afirmaba a ABC en 1978 que «no era necesario y resulta duro para la familia que rueden una película basándose sólo en este pequeño periodo de la vida de mi abuela».

Estaba separada y tenía a su hija en un internado. Decidió viajar sola a Bagdad a bordo del Orient Express, en el cual se inspiró para una de sus novelas mas conocidas:”Murder on the Orient Express” (Asesinato en el Expreso de Oriente).

El viaje era muy arriesgado, y conoce a Max Mallowan, un arqueólogo que era quince años mas joven que ella.  Se casa con él a pesar de las críticas en 1930, aunque conservó el apellido Christie. Su matrimonio es un éxito y a sus 40 años vive entre Oriente Medio e inglaterra.

Escribe entre otros libros” Asesinato en Mesopotamia”(1930), “Muerte en el Nilo”(1936) y “Cita con la Muerte”(1938). Sus narraciones están basadas en el enigma por descubrir y la observación psicológica.

Algunas novelas fueron llevadas al teatro y al cine. Los libros mas conocidos del cine son: “Asesinato en el Orient Express”(1934), “Muerte en el Nilo”(1937) y “Diez Negritos”(1939). En su novela “Telón (1974), la muerte de Poirot acaba la carrera de sesenta años.

En el teatro tuvo éxito con obras adaptadas por ella, como “La Ratonera” o “Testigo de cargo”. La primera en 1952, se representó en Londres durante veinticinco años y la segunda fue llevada al cine en 1957 en una versión de Billy Wilder.

Utilizó un seudónimo (Mary Westmaccot, cuando escribía novelas de amor, aunque con poco éxito.

Durante la Segunda Guerra Mundial, mientras su esposo consiguió un trabajo en El Cairo, Christie se ocupó en la farmacia del University College de Londres, donde adquirió más conocimientos sobre los venenos, que sumados a los que había recopilado durante su trabajo en el dispensario la hizo entendida en el tema.

El jefe farmacéutico Harold Davis, posteriormente trasladado al Ministerio de Salud del Reino Unido, le informó sobre el uso del talio como veneno y en El misterio de Pale Horse, publicado en 1961, Christie se sirvió de eso como método para asesinar a las víctimas, al que agregó indicios como la caída del cabello.

Su descripción de la intoxicación con talio fue tan precisa que curiosamente ayudó a resolver un caso médico que resultó desconcertante para los especialistas.

Alrededor de 1941 al 1942, la agencia de inteligencia británica MI5 investigó a Agatha Christie después de descubrir que El misterio de Sans Souci relataba una historia basada en la cacería de dos de los principales agentes de espionaje secretos de Adolf Hitler en Gran Bretaña.

Uno de sus personajes, el Major Bletchley, es presentado como un ex oficial del Ejército Indio que afirma conocer los secretos de las acciones que iban a realizar en la guerra los británicos.

Los temores de la agencia MI5 de que Christie supiera de los planes de Hitler fueron tan grandes, que decidieron investigar sus contactos, especialmente al criptógrafo Dilly Knox, debido a la sospecha de que los conocimientos de la escritora sobre el asunto procedían de él.

Los rumores se disiparon cuando Christie le confesó a Knox que Major Bletchley era simplemente el nombre de «uno de mis personajes menos adorables».

Poco después, quedó sorprendida al notar que la publicación del libro en Estados Unidos se retrasó hasta que este país se unió a los aliados en el conflicto bélico.

En 1955 se fundó Agatha Christie Limited con el fin de preservar los derechos de la mayoría de sus publicaciones. La organización recibió variadas críticas ya que surgieron dudas con respecto a su propósito y la conveniencia de que una autora necesitara una empresa para cuidar sus intereses comerciales.

Agatha ha tenido siempre admiradores y detractores. Se la acusaba de ser conservadora y patriota, pero también se reconoce su habilidad para recrear ambientes de mitad de siglo XX de la isla inglesa, según sus escritos cualquiera puede ser un asesino, hasta la mas tranquila dama de un frágil jardín.

En 1961 fue nombrada miembro de la Real Sociedad de Literatura y doctora honoris causa en Letras por la Universidad de Exeter. Recibió el primer Grand Master Award concedido por la Asociación de Escritores de Misterio y fue nombrada Comendadora de la Orden del Imperio Británico en 1956. Se convirtió en presidenta del Detection Club

En 1971 le conceden el título de Dama del Imperio Británico, en reconocimiento a su obra. El Libro Guinness de los Récords calificó a Christie como la novelista más vendida de todos los tiempos, por lo que es reconocida mundialmente y resulta solo comparable con William Shakespeare, El Quijote y la Biblia. Es la autora individual más traducida con ediciones en al menos 103 idiomas.

A pesar de que Conan Doyle , creador de Sherlock Holmes, fue el autor más influyente en su obra, también lo fueron en menor medida Edgar Allan Poe escritor del Romanticismo oscuro, Anna Katherine Green o también llamada “la madre de la novela policíaca” y Gilbert Keith Chesterton o “Príncipe de las paradojas”.

Al igual que Arthur Conan Doyle con su personajeSherlock Holmes, Christie se cansó cada vez más de su personaje Poirot.

De hecho, a finales de la década de 1930, confió en su diario personal que encontraba sumamente «insufrible» a su creación y por la década de 1960, sintió que era una «influencia egocéntrica».

Sin embargo, a diferencia de Conan Doyle, se resistió a dejar a su personaje cuando todavía era muy popular, alegando que siempre se definió como «una artista cuyo trabajo consistía en producir lo que al público le agradaba».

Nunca reunió a sus dos personajes principales, Poirot y Marple, en una misma novela.  Poirot es el único personaje de ficción que tuvo un obituario en el periódico The New York Times tras su última aparición en Telón de 1975.

Desde 1971 a 1974, la salud de Christie se deterioró considerablemente aunque continuó trabajando. Su última aparición pública sucedió en 1974 cuando presenció el estreno de la versión cinematográfica de Asesinato en el Orient Express protagonizada por Albert Finney.

La última historia con Poirot, Telón, escrita en los años de 1940, fue publicada en diciembre de 1975, mientras que el último libro con Miss Marple, Un crimen dormido, fue lanzado en octubre de 1976. Ante el debilitamiento de su estado físico, otorgó los derechos de autor de La ratonera a su nieto.

Murió el 12 de enero 1976, en Winterbrook House, Cholsey, cerca de Wallingford, Oxfordshire cuando tenía 85 años. Está enterrada en el cementerio de la iglesia de St. Mary, en Cholsey.

Su nieto, Mathew Prichard, nacido en 1943, heredó los derechos de algunas obras de su abuela, al morir su madre unos años después, por la misma enfermedad y en la actualidad es presidente de Agatha Christie Limited.

A partir de 1982 se rodaron tres ciclos para TV, uno de tres cintas sobre Miss Marple con Helen Hayes, otro sobre Hércules Poirot con Peter Ustinov interpretando al personaje y el último con Joan Hickson en el rol de Marple.

Entre otras adaptaciones se halla una serie televisiva inglesa titulada Matrimonio de sabuesos de 1982. Existe además una serie de anime titulada Agatha Christie’s Great Detectives Poirot and Marple, la cual consta de 39 episodios de 25 minutos cada uno en los cuales se recrean las tramas de algunos de sus libros.

Desde noviembre de 2001 a marzo de 2002, el Museo Británico montó una exposición llamada Agatha Christie y la arqueología: misterio en Mesopotamia, que presentó la vida secreta de Agatha Christie y las influencias de la arqueología en su vida y obra.

Christie siempre pagó su propia manutención, alojamiento y gastos de viaje, y sustentó excavaciones como una patrocinadora anónima.

Sus obras y personajes se pueden ver aquí

 

Si te ha gustado mi artículo y quieres recibir todos los nuevos contenidos puedes suscribirte a mi blog https://exprimehistorias.wordpress.com/

Y si quieres oír y ver la historia suscríbete a mi canal de YouTube https://goo.gl/5mMkyM

Anuncios

Un comentario en “Agatha Christie, “La reina del crimen”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s