“Vale un Potosí”

“Vale un Potosí”

Su origen se remonta al castellano de Cervantes. Según el diccionario de la Real Academia Española, significa: Riqueza extraordinaria. De allí la expresión: “Vale un potosí“.

 

Contenido

La moneda Potosí

«La sierra de Plata y las tierras del Rey Blanco»

La llegada de los españoles

Fundación de la ciudad de Potosí 

Mención de Cervantes a Potosí 

Declive de la ciudad

En la actualidad

Ciudad de los tres escudos

Primer escudo (1547)

Segundo escudo (1565)

Tercer escudo y actual (1575)

Vídeos de Potosí 

 

 

La moneda Potosí

El potosí fue una moneda de mucho valor en la época colonial española de Bolivia, tenía un peso económico en su cotización monetaria como ocurre actualmente con el dólar estadounidense y el euro.

Esta moneda también fue de carácter o de circulación universal; por medio de esta unidad monetaria se podía realizar el intercambio con las demás monedas de acuerdo a la equivalencia o el valor, ejemplo una peseta equivalía a un “potosí”, o con un franco francés o una libra esterlina.

Curiosidades exprimeHistoria historia escapismo Versalles Felipe V Luis XIV Rey Sol Isabel Farnesio Farinelli Maria Ana Victoria Gran Delfin Maria Luisa Saboya Princesa Ursinos expediciòn pabellones Feria internacional Campo naipes Nápoles Alemania turcos Latina Chimborazo Ecuador volcán Agatha Christie Altamira Marcelino Sanz de Sautuola Cantabria Poirot Mrs Marpel libros Inglaterra Filipinas inventos Ángela Gil Robles Cuba Estados Unidos Lenguaje Amargura calle Houdini übeda Sherlock Jaén Holmes mago Newyork América Europa Estadosunidos Tutankamon Nefertiti telescopio cometa gripe mundial Guerra norteamerica Alemania dichos leyenda Cádiz Lugares fascinantes Alfonso XIII rey exprime historias torre Hércules Breogan Galicia leyendas mitos España Madrid misterio refranes español madrileño Roma Italia Francia árbol colores Nicea constantino abanico arma Japón religión mujer palacio pirata flamenco padre libros baile Sevilla Fallas Conan Doyle literatura espiritismo universidad Valencia tecnología Egipto reina Alemania Italia Cartas barajas Ministerio del Tiempo Palacio de Sueca Felipe II el rey Prudente Mujeres templarias Ordenes de Caballería Torre Don Fadrique armada invencible española exprimehistorias niños robados Cartuja Sevilla Exposición UniversalDescubrimiento América Carabelas Palos de La Frontera La Rábida Cristobal Colón Dia de la madre Albaet Vampira del Raval Enriqueta Martí generación del 27 las sinsombrero velatorio del angelito hispanoamérica Mexico Argentina Puerto Rico Chile Cuba Arco de la Sangre Cristo Zocodover Posada de la Sangre Toledo Ávila Ximena Miguel Cervantes Saavedra Alcalá de Henares Valladolid Nápoles Sicilia Don Quijote Mesina Sevilla Blázquez Úbeda reconquista Alcazar de Madrid Pinta La Niña Santa María Nao Victoria Palacio Real María de Lagos Castillo de GuadamurIsabel de Valois Maria de Portugal María TudorPrincipe Carlos Ana de Austria Juan de Austria Ana de Mendoza Princesa de Éboli Antonio Pérez Isabel de Osorio Clara Eugenia catalina Micaela Ruy Gómez de Silva Príncipe de Éboli Potosí Cantumarca Colque Porco termas de Tarapaya Huayna Capac virrey Francisco de Toledo Huallpa Tupac AmaruFue una de las monedas más competentes en la economía bancaria. Su primer banco financiero y acuñación fue en la Casa de la moneda que queda actualmente en la ciudad de Potosí (Bolivia).

La concentración de la economía mundial permitió que la ciudad de Potosí fuese una de las primeras ciudades del planeta, al igual que Nueva York, París, Londres, Madrid, Tokio o Shanghái, al convertirse en receptora de inmigrantes que llegaban de diferentes partes del mundo, en busca de buenas oportunidades que podría denominarse el «Sueño potosino».

Si alguien deseaba comprar un traje de fina calidad en su ciudad de origen y preguntaba cuanto valía ese traje, el vendedor le respondía: «Vale un potosí».

 

 

«La sierra de Plata y las tierras del Rey Blanco»

Curiosidades exprimeHistoria historia escapismo Versalles Felipe V Luis XIV Rey Sol Isabel Farnesio Farinelli Maria Ana Victoria Gran Delfin Maria Luisa Saboya Princesa Ursinos expediciòn pabellones Feria internacional Campo naipes Nápoles Alemania turcos Latina Chimborazo Ecuador volcán Agatha Christie Altamira Marcelino Sanz de Sautuola Cantabria Poirot Mrs Marpel libros Inglaterra Filipinas inventos Ángela Gil Robles Cuba Estados Unidos Lenguaje Amargura calle Houdini übeda Sherlock Jaén Holmes mago Newyork América Europa Estadosunidos Tutankamon Nefertiti telescopio cometa gripe mundial Guerra norteamerica Alemania dichos leyenda Cádiz Lugares fascinantes Alfonso XIII rey exprime historias torre Hércules Breogan Galicia leyendas mitos España Madrid misterio refranes español madrileño Roma Italia Francia árbol colores Nicea constantino abanico arma Japón religión mujer palacio pirata flamenco padre libros baile Sevilla Fallas Conan Doyle literatura espiritismo universidad Valencia tecnología Egipto reina Alemania Italia Cartas barajas Ministerio del Tiempo Palacio de Sueca Felipe II el rey Prudente Mujeres templarias Ordenes de Caballería Torre Don Fadrique armada invencible española exprimehistorias niños robados Cartuja Sevilla Exposición UniversalDescubrimiento América Carabelas Palos de La Frontera La Rábida Cristobal Colón Dia de la madre Albaet Vampira del Raval Enriqueta Martí generación del 27 las sinsombrero velatorio del angelito hispanoamérica Mexico Argentina Puerto Rico Chile Cuba Arco de la Sangre Cristo Zocodover Posada de la Sangre Toledo Ávila Ximena Miguel Cervantes Saavedra Alcalá de Henares Valladolid Nápoles Sicilia Don Quijote Mesina Sevilla Blázquez Úbeda reconquista Alcazar de Madrid Pinta La Niña Santa María Nao Victoria Palacio Real María de Lagos Castillo de GuadamurIsabel de Valois Maria de Portugal María TudorPrincipe Carlos Ana de Austria Juan de Austria Ana de Mendoza Princesa de Éboli Antonio Pérez Isabel de Osorio Clara Eugenia catalina Micaela Ruy Gómez de Silva Príncipe de Éboli Potosí Cantumarca Colque Porco termas de Tarapaya Huayna Capac virrey Francisco de Toledo Huallpa Tupac Amaru

Se remonta a mediados del siglo XV, cuando el inca Huayna Capac  que quiere decir mancebo poderoso, combatía a los guaraníes. Era el XI inca del Perú, hijo de Túpac Yupanqui. Tuvo inmensas riquezas, rimeros de oro y grandes montones de plata.

Estando  enfermo hizo que lo llevasen a las termas de Tarapaya y desde las chozas pajizas del pueblo a Cantumarca observó el cerro que tenía infinitas tonalidades rojizas.

El oro y la plata que los incas arrancaban en las minas de Colque Porco y Andacaba no servían para comerciar, sino para adorar a los dioses. Queriendo sumar nuevos adornos al Templo del sol  en el Cusco mandó que fueran a Colque Porco  y se acercaran desde allí al cerro que estaba a siete leguas de distancia y hablando con sus cortesanos comentó, que este lugar debía tener mucha plata y piedras preciosas, que quería que labrasen sus minas y sacasen el metal.

Llevaron sus instrumentos de pedernal y madera fuerte y comenzaron a picar, entonces se oyó un estruendo muy grande que estremeció el cerro y al mismo tiempo se oyó una voz que dijo:

«Pachacamac janac pachapac guaccaichan» (el señor lo guarda para otro que vendrá después).

Asombrados los indios desistieron de seguir buscando la plata y volviendo a Porco dijeron a su rey lo que había sucedido.

Potojsi quiere decir gran estruendo y de aquí derivó a Potosí con la llegada de los españoles 83 años después. Chacón torres cree que en vez de ser de origen quechua, sería de origen aymará, que eran de época anterior a los Incas.

Antonio de Acosta refiere que viene su nombre de que cuando los indios descubrieron el cerro lo llamaron Orcco Poctocchi quSúmac Orcco que significa hermoso cerro.

A partir de este hecho insólito crearon en la falda del cerro una huaca que es un objeto o lugar sagrado, donde hacían ofrendas a Pachamama. Al ser un cerro consagrado al sol no lo explotaron.

 

 

La llegada de los españoles

La leyenda de «La sierra de Plata y las tierras del Rey Blanco» fue la que indujo a Carlos I a financiar la expedición ultramarina de Pedro de Mendoza en 1536. Antes que Solís llegaron Vicente Yáñez Pinzón y Américo Vespucio y el propio Solís viajó anteriormente a esta zona en 1512 dándole el nombre de Mar Dulce a la zona creyendo que comunicaba con el Pacífico que en 1513 descubrió Núñez de Balboa.

En 1545 el indio Huallpa iba tras una llama fugitiva y tuvo que pasar la noche en el cerro. Para no pasar frio hizo fuego y una hebra blanca brilló. Era plata pura. El cerro tenía las vetas a flor de tierra. En un principio decidió no hablar de eso a nadie y vendió plata, pero una noche que alardeó y dijo a su compadre llamado Huanca, que le ayudase a explotar la plata surgieron algunos problemas.

Tras un enfrentamiento entre ambos, posiblemente por el reparto de beneficios, el compadre, u otro al que se lo dijo, se lo contó a su vez a los colonizadores españoles de la villa de Porco (Bolivia) (a unos 25 km. del Cerro), en particular al capitán Juan de Villarroel (co-propietario de Porco). Éstos no tardaron en darse cuenta de la riqueza de esta mina que iba a ser la más importante del continente.

El indio Huallpa (su descubridor) da a conocer ante el virrey Francisco de Toledo, la existencia del adoratorio que hubo en las faldas del cerro y, lo más interesante, la injerencia permanente de los Caracaras en su custodia.

Se escribió una cédula real, fechada en 14 de mayo de 1578, mediante la cual se dispone que Juan Huallpa y sus ocho hermanos debían recibir cierta ayuda. Al parecer nunca se les dio.

 

 

Fundación de la ciudad de Potosí

El 1 de abril del mismo año un grupo de españoles encabezados por el capitán Juan de Villarroel tomaron posesión del Cerro Rico y tras confirmar el hallazgo establecieron un poblado.

Así su población quince años después era de 50.000 habitantes y adquirió el rango de ciudad el 21 de noviembre de 1560 mediante la capitulación expedida por el virrey del Perú Diego López de Zúñiga y Velasco y recibió el nombre de Villa Imperial de Potosí. Así también adquirió el derecho a elegir a sus autoridades.

«Queremos por hazer bien e merced al dho asiento de Potossi que sea villa e se llame e nombre la Villa Ymperial de Potossi exentándola y eximiéndola de la jurisdicción de la Ciudad de la Plata».

Los españoles que vivían en la ciudad disfrutaban de un lujo increíble. A comienzos del siglo XVII Potosí ya tenía treinta y seis iglesias magníficamente ornamentadas, otras tantas casas de juego y catorce escuelas de baile. Había salones de baile, teatros y tablados para las fiestas que tenían delicados tapices, cortinajes, blasones y obras de orfebrería.Curiosidades exprimeHistoria historia escapismo Versalles Felipe V Luis XIV Rey Sol Isabel Farnesio Farinelli Maria Ana Victoria Gran Delfin Maria Luisa Saboya Princesa Ursinos expediciòn pabellones Feria internacional Campo naipes Nápoles Alemania turcos Latina Chimborazo Ecuador volcán Agatha Christie Altamira Marcelino Sanz de Sautuola Cantabria Poirot Mrs Marpel libros Inglaterra Filipinas inventos Ángela Gil Robles Cuba Estados Unidos Lenguaje Amargura calle Houdini übeda Sherlock Jaén Holmes mago Newyork América Europa Estadosunidos Tutankamon Nefertiti telescopio cometa gripe mundial Guerra norteamerica Alemania dichos leyenda Cádiz Lugares fascinantes Alfonso XIII rey exprime historias torre Hércules Breogan Galicia leyendas mitos España Madrid misterio refranes español madrileño Roma Italia Francia árbol colores Nicea constantino abanico arma Japón religión mujer palacio pirata flamenco padre libros baile Sevilla Fallas Conan Doyle literatura espiritismo universidad Valencia tecnología Egipto reina Alemania Italia Cartas barajas Ministerio del Tiempo Palacio de Sueca Felipe II el rey Prudente Mujeres templarias Ordenes de Caballería Torre Don Fadrique armada invencible española exprimehistorias niños robados Cartuja Sevilla Exposición UniversalDescubrimiento América Carabelas Palos de La Frontera La Rábida Cristobal Colón Dia de la madre Albaet Vampira del Raval Enriqueta Martí generación del 27 las sinsombrero velatorio del angelito hispanoamérica Mexico Argentina Puerto Rico Chile Cuba Arco de la Sangre Cristo Zocodover Posada de la Sangre Toledo Ávila Ximena Miguel Cervantes Saavedra Alcalá de Henares Valladolid Nápoles Sicilia Don Quijote Mesina Sevilla Blázquez Úbeda reconquista Alcazar de Madrid Pinta La Niña Santa María Nao Victoria Palacio Real María de Lagos Castillo de GuadamurIsabel de Valois Maria de Portugal María TudorPrincipe Carlos Ana de Austria Juan de Austria Ana de Mendoza Princesa de Éboli Antonio Pérez Isabel de Osorio Clara Eugenia catalina Micaela Ruy Gómez de Silva Príncipe de Éboli Potosí Cantumarca Colque Porco termas de Tarapaya Huayna Capac virrey Francisco de Toledo Huallpa Tupac Amaru

De los balcones de las casas colgaban damascos coloridos y lamas de oro y plata. En 1547 a los 18 meses de la fundación ya contaba con 2.500 viviendas para 14.000 habitantes, alcanzando los 150.000 habitantes en 1611 y los 160.000 en 1650.

En 1579 ya había en Potosí ochocientos tahúres profesionales y ciento veinte prostitutas célebres, a cuyos resplandecientes salones concurrían los mineros ricos. En 1608 se festejaba las fiestas del santísimo sacramento con seis días de comedias y seis noches de máscaras, ocho días de toros y tres de saraos, dos de torneos y otros de fiesta.

Curiosidades exprimeHistoria historia escapismo Versalles Felipe V Luis XIV Rey Sol Isabel Farnesio Farinelli Maria Ana Victoria Gran Delfin Maria Luisa Saboya Princesa Ursinos expediciòn pabellones Feria internacional Campo naipes Nápoles Alemania turcos Latina Chimborazo Ecuador volcán Agatha Christie Altamira Marcelino Sanz de Sautuola Cantabria Poirot Mrs Marpel libros Inglaterra Filipinas inventos Ángela Gil Robles Cuba Estados Unidos Lenguaje Amargura calle Houdini übeda Sherlock Jaén Holmes mago Newyork América Europa Estadosunidos Tutankamon Nefertiti telescopio cometa gripe mundial Guerra norteamerica Alemania dichos leyenda Cádiz Lugares fascinantes Alfonso XIII rey exprime historias torre Hércules Breogan Galicia leyendas mitos España Madrid misterio refranes español madrileño Roma Italia Francia árbol colores Nicea constantino abanico arma Japón religión mujer palacio pirata flamenco padre libros baile Sevilla Fallas Conan Doyle literatura espiritismo universidad Valencia tecnología Egipto reina Alemania Italia Cartas barajas Ministerio del Tiempo Palacio de Sueca Felipe II el rey Prudente Mujeres templarias Ordenes de Caballería Torre Don Fadrique armada invencible española exprimehistorias niños robados Cartuja Sevilla Exposición UniversalDescubrimiento América Carabelas Palos de La Frontera La Rábida Cristobal Colón Dia de la madre Albaet Vampira del Raval Enriqueta Martí generación del 27 las sinsombrero velatorio del angelito hispanoamérica Mexico Argentina Puerto Rico Chile Cuba Arco de la Sangre Cristo Zocodover Posada de la Sangre Toledo Ávila Ximena Miguel Cervantes Saavedra Alcalá de Henares Valladolid Nápoles Sicilia Don Quijote Mesina Sevilla Blázquez Úbeda reconquista Alcazar de Madrid Pinta La Niña Santa María Nao Victoria Palacio Real María de Lagos Castillo de GuadamurIsabel de Valois Maria de Portugal María TudorPrincipe Carlos Ana de Austria Juan de Austria Ana de Mendoza Princesa de Éboli Antonio Pérez Isabel de Osorio Clara Eugenia catalina Micaela Ruy Gómez de Silva Príncipe de Éboli Potosí Cantumarca Colque Porco termas de Tarapaya Huayna Capac virrey Francisco de Toledo Huallpa Tupac Amaru

De plata eran los altares de las iglesias y las alas de los querubines en las procesiones. En las casas de los mineros más potentados circulaban todo tipo de perfumes, joyas, porcelanas y objetos suntuosos, y se dice que hasta las herraduras de los caballos eran de plata.

Pero la población indígena, sufría una explotación sórdida. Decenas de miles de indígenas fueron sometidos a la mita, un sistema de esclavitud que ya era habitual en el período incaico, pero cuyo uso intensificaron los españoles de esa época, y creció aún más a instancias del virrey Francisco de Toledo, ante la falta de mano de obra para la minería. A los mitayos (como se llamaba a los indios sometidos a la mita) se les hacía trabajar hasta 16 horas diarias, cavando túneles, extrayendo el metal manualmente o a pico, etc.

Las galerías las hicieron los indígenas muy pequeñas para que los españoles no estuvieran cómodos cerca de los filones. Los túneles inferiores de La Zapatera, una de las minas eran y  son apenas agujeros por los que es complicado moverse a los que pasaban del metro sesenta. Los capataces coloniales no podían llegar a los lugares dónde se sacaba el mineral y así los indios que estaban enfermos podían descansar sin que los mataran. Los compañeros hacían el trabajo que les correspondía y salvaban la vida a los enfermos.

A más de 80 metros bajo el nivel del suelo, la temperatura subía hasta los 40 grados centígrados. El aire era una sopa inclasificable donde se mezclaban la humedad, el polvo y las partículas de plata, azufre y arsénico. Combinación letal por la que morían muy jóvenes, eso sin contar con los derrumbes.

Eran muy frecuentes los derrumbes y otros accidentes, que ocasionaban la muerte de cientos de trabajadores. Las rebeliones eran ahogadas a sangre y fuego. Es probable que hasta 15 000 indígenas hayan muerto en la explotación de la plata, entre 1545 y 1625.

Entre 1560 y 1570 se extendió entre los Quechuas de Perú un movimiento llamado Taqui Onqoy que predecía el regreso de los antiguos dioses que vencerían a los cristianos que llegó a ser una sublevación. El Virrey Francisco Álvarez de Toledo terminó con la rebelión y ejecutó a su líder Tupac Amaru.

Con el agotamiento de los trabajadores indígenas, los colonizadores pidieron al rey permiso para importar desde 1500 a 2000 esclavos africanos por año. Recibieron permiso, y durante el periodo colonial se importaron aproximadamente 30 000 esclavos para trabajar en las minas de la ciudad.

 

 

Mención de Cervantes a Potosí

En 1573 eran 120.000 y en 1625 160.000, que era superior a la población de Sevilla en España.

La riqueza que tenía era tan grande que Cervantes en su obra de Don Quijote de la Mancha menciona las minas del Potosí, que significa que vale una fortuna:

Si yo te hubiera de pagar, Sancho ―respondió don Quijote―, conforme lo que merece la grandeza y calidad deste remedio, el tesoro de Venecia, las minas del Potosí fueran poco para pagarte; toma tú el tiento a lo que llevas mío, y pon el precio a cada azote”.

Miguel de Cervantes Saavedra, Don Quijote de la Mancha.

Declive de la ciudad

Curiosidades exprimeHistoria historia escapismo Versalles Felipe V Luis XIV Rey Sol Isabel Farnesio Farinelli Maria Ana Victoria Gran Delfin Maria Luisa Saboya Princesa Ursinos expediciòn pabellones Feria internacional Campo naipes Nápoles Alemania turcos Latina Chimborazo Ecuador volcán Agatha Christie Altamira Marcelino Sanz de Sautuola Cantabria Poirot Mrs Marpel libros Inglaterra Filipinas inventos Ángela Gil Robles Cuba Estados Unidos Lenguaje Amargura calle Houdini übeda Sherlock Jaén Holmes mago Newyork América Europa Estadosunidos Tutankamon Nefertiti telescopio cometa gripe mundial Guerra norteamerica Alemania dichos leyenda Cádiz Lugares fascinantes Alfonso XIII rey exprime historias torre Hércules Breogan Galicia leyendas mitos España Madrid misterio refranes español madrileño Roma Italia Francia árbol colores Nicea constantino abanico arma Japón religión mujer palacio pirata flamenco padre libros baile Sevilla Fallas Conan Doyle literatura espiritismo universidad Valencia tecnología Egipto reina Alemania Italia Cartas barajas Ministerio del Tiempo Palacio de Sueca Felipe II el rey Prudente Mujeres templarias Ordenes de Caballería Torre Don Fadrique armada invencible española exprimehistorias niños robados Cartuja Sevilla Exposición UniversalDescubrimiento América Carabelas Palos de La Frontera La Rábida Cristobal Colón Dia de la madre Albaet Vampira del Raval Enriqueta Martí generación del 27 las sinsombrero velatorio del angelito hispanoamérica Mexico Argentina Puerto Rico Chile Cuba Arco de la Sangre Cristo Zocodover Posada de la Sangre Toledo Ávila Ximena Miguel Cervantes Saavedra Alcalá de Henares Valladolid Nápoles Sicilia Don Quijote Mesina Sevilla Blázquez Úbeda reconquista Alcazar de Madrid Pinta La Niña Santa María Nao Victoria Palacio Real María de Lagos Castillo de GuadamurIsabel de Valois Maria de Portugal María TudorPrincipe Carlos Ana de Austria Juan de Austria Ana de Mendoza Princesa de Éboli Antonio Pérez Isabel de Osorio Clara Eugenia catalina Micaela Ruy Gómez de Silva Príncipe de Éboli Potosí Cantumarca Colque Porco termas de Tarapaya Huayna Capac virrey Francisco de Toledo Huallpa Tupac Amaru

En 1650 empezaron a agotarse las vetas. En 1719 una epidemia de fiebre tifoidea mató a casi 22.000 personas y otras tantas abandonaron Potosí. En 1750 la población era de 70.000. Desde 1776 Potosí, como todo el Alto Perú (la actual Bolivia), pasó a formar parte del Virreinato del Río de la Plata, por lo que la plata dejó de embarcarse a España por el puerto de África y empezó a hacerlo por el de Buenos Aires, a 55 días a caballo de distancia. Al comenzar el periodo independiente (1825), la población había descendido a tan sólo 9000 habitantes.

Lo que salvó a Potosí de convertirse en un pueblo fantasma fue la producción de estaño, un metal al que los españoles nunca le dieron importancia. La explotación se inició durante la primera mitad del siglo XIX. Pero a principios del siglo XX, la sobreproducción hizo que los precios internacionales cayeran, por lo que Potosí volvió a hundirse en la pobreza.

En la actualidad

Curiosidades exprimeHistoria historia escapismo Versalles Felipe V Luis XIV Rey Sol Isabel Farnesio Farinelli Maria Ana Victoria Gran Delfin Maria Luisa Saboya Princesa Ursinos expediciòn pabellones Feria internacional Campo naipes Nápoles Alemania turcos Latina Chimborazo Ecuador volcán Agatha Christie Altamira Marcelino Sanz de Sautuola Cantabria Poirot Mrs Marpel libros Inglaterra Filipinas inventos Ángela Gil Robles Cuba Estados Unidos Lenguaje Amargura calle Houdini übeda Sherlock Jaén Holmes mago Newyork América Europa Estadosunidos Tutankamon Nefertiti telescopio cometa gripe mundial Guerra norteamerica Alemania dichos leyenda Cádiz Lugares fascinantes Alfonso XIII rey exprime historias torre Hércules Breogan Galicia leyendas mitos España Madrid misterio refranes español madrileño Roma Italia Francia árbol colores Nicea constantino abanico arma Japón religión mujer palacio pirata flamenco padre libros baile Sevilla Fallas Conan Doyle literatura espiritismo universidad Valencia tecnología Egipto reina Alemania Italia Cartas barajas Ministerio del Tiempo Palacio de Sueca Felipe II el rey Prudente Mujeres templarias Ordenes de Caballería Torre Don Fadrique armada invencible española exprimehistorias niños robados Cartuja Sevilla Exposición UniversalDescubrimiento América Carabelas Palos de La Frontera La Rábida Cristobal Colón Dia de la madre Albaet Vampira del Raval Enriqueta Martí generación del 27 las sinsombrero velatorio del angelito hispanoamérica Mexico Argentina Puerto Rico Chile Cuba Arco de la Sangre Cristo Zocodover Posada de la Sangre Toledo Ávila Ximena Miguel Cervantes Saavedra Alcalá de Henares Valladolid Nápoles Sicilia Don Quijote Mesina Sevilla Blázquez Úbeda reconquista Alcazar de Madrid Pinta La Niña Santa María Nao Victoria Palacio Real María de Lagos Castillo de GuadamurIsabel de Valois Maria de Portugal María TudorPrincipe Carlos Ana de Austria Juan de Austria Ana de Mendoza Princesa de Éboli Antonio Pérez Isabel de Osorio Clara Eugenia catalina Micaela Ruy Gómez de Silva Príncipe de Éboli Potosí Cantumarca Colque Porco termas de Tarapaya Huayna Capac virrey Francisco de Toledo Huallpa Tupac Amaru

Las iglesias de estilo barroco y las elegantes mansiones, hoy convertidas en museos, se mantienen como un vivo recuerdo de la época española.

más de 300 explotaciones mineras siguen horadando el Cerro Rico. Poco queda del esplendor de los siglos de la colonia. Los principales filones de plata se han agotado y hoy, las concentraciones metalíferas son ínfimas y requieren de muchísimo esfuerzo humano. Los mineros siguen jugándose la vida a diario. El problema es que ellos no saben hacer otra cosa y fuera de la mina aún se gana menos dinero que dentro de ella.

15.000 personas trabajan a diario en el interior del Cerro Rico de Potosí (Bolivia). Es un trabajo duro y peligroso que, cada año, se cobra unas 300 vidas humanas. Las condiciones laborales son pésimas y la esperanza de vida de los trabajadores apenas llega a los 45 años. Aún así, cada mañana, los hombres y niños que extraen la escasa plata que dejaron los españoles bajan al infierno para ganarse el pan.

Legalmente  pertenecen a una cooperativa de mineros pero cada uno es algo así como un pequeño empresario. Aunque todos son pobres. El sistema de concesiones convirtió al minero en partícipe de la explotación, aunque se trata “de una ilusión”. Allí no se comparten los riesgos o los beneficios. Si un día dan con un buen filón se llevan la plata a casa, si no, pues pasan necesidad. La mayoría se mueren por el mal de la mina a causa de la silicosis.

Los vagones, empujados a fuerza de brazos, van y vienen sin avisar. No tienen frenos. Ante el más ligero murmullo hay que correr hacia el refugio más cercano. Algunos son empujados por niños. Por la mañana van al colegio y por la tarde trabajan. Más de un millar de menores trabaja en las entrañas del Cerro Rico. Una tragedia más. Una de tantas.

Algunos empiezan a trabajar a los 12 años. Se esconden. No transitan por las galerías que frecuentan los extranjeros que se acercan a la mina a la que han convertido en una atracción turística.Varias empresas de turismo de la localidad permiten a los viajeros descubrir un trozo de la realidad de los hombres y mujeres que trabajan en las 300 minas que aún siguen abiertas.

Cuentan que tienen que pedir permiso al “Tio” para excavar. En cada mina el Tío y su estrafalaria familia tiene su espacio. Antiguas galerías cegadas que actúan, de facto, como pequeñas capillas donde se dan de la mano las tradiciones paganas de ambos lados del Atlántico. En La Zapatera, una de las minas,el Tío ocupa una antigua galería que hace siglos que dejo de ser productiva. La efigie, desastrada, está rodeada de ofrendas de todo tipo. Botellas vacías, cigarrillos a medio fumar, guirnaldas de papeles de colores…

 

 

 

Ciudad de los tres escudos

Curiosidades exprimeHistoria historia escapismo Versalles Felipe V Luis XIV Rey Sol Isabel Farnesio Farinelli Maria Ana Victoria Gran Delfin Maria Luisa Saboya Princesa Ursinos expediciòn pabellones Feria internacional Campo naipes Nápoles Alemania turcos Latina Chimborazo Ecuador volcán Agatha Christie Altamira Marcelino Sanz de Sautuola Cantabria Poirot Mrs Marpel libros Inglaterra Filipinas inventos Ángela Gil Robles Cuba Estados Unidos Lenguaje Amargura calle Houdini übeda Sherlock Jaén Holmes mago Newyork América Europa Estadosunidos Tutankamon Nefertiti telescopio cometa gripe mundial Guerra norteamerica Alemania dichos leyenda Cádiz Lugares fascinantes Alfonso XIII rey exprime historias torre Hércules Breogan Galicia leyendas mitos España Madrid misterio refranes español madrileño Roma Italia Francia árbol colores Nicea constantino abanico arma Japón religión mujer palacio pirata flamenco padre libros baile Sevilla Fallas Conan Doyle literatura espiritismo universidad Valencia tecnología Egipto reina Alemania Italia Cartas barajas Ministerio del Tiempo Palacio de Sueca Felipe II el rey Prudente Mujeres templarias Ordenes de Caballería Torre Don Fadrique armada invencible española exprimehistorias niños robados Cartuja Sevilla Exposición UniversalDescubrimiento América Carabelas Palos de La Frontera La Rábida Cristobal Colón Dia de la madre Albaet Vampira del Raval Enriqueta Martí generación del 27 las sinsombrero velatorio del angelito hispanoamérica Mexico Argentina Puerto Rico Chile Cuba Arco de la Sangre Cristo Zocodover Posada de la Sangre Toledo Ávila Ximena Miguel Cervantes Saavedra Alcalá de Henares Valladolid Nápoles Sicilia Don Quijote Mesina Sevilla Blázquez Úbeda reconquista Alcazar de Madrid Pinta La Niña Santa María Nao Victoria Palacio Real María de Lagos Castillo de GuadamurIsabel de Valois Maria de Portugal María TudorPrincipe Carlos Ana de Austria Juan de Austria Ana de Mendoza Princesa de Éboli Antonio Pérez Isabel de Osorio Clara Eugenia catalina Micaela Ruy Gómez de Silva Príncipe de Éboli Potosí Cantumarca Colque Porco termas de Tarapaya Huayna Capac virrey Francisco de Toledo Huallpa Tupac Amaru

Desde un comienzo los vecinos y moradores potosinos se enorgullecieron de su propia importancia y el primer escudo de armas que Carlos V concedió a Potosí refleja fielmente este espíritu de orgullo «Soy el rico Potosí, del mundo soy el tesoro, soy el rey de los montes y envidia soy de los reyes».

Primer escudo (1547).

Escudo que fue concedido por Carlos I de España y V de Alemania, en Ulma el 28 de enero de 1547.

Tuvo por primeras armas esta famosa Villa en campo blanco el rico Cerro, una águila y corona imperial al timbre, y a los lados las columnas con el Plus ultra, las cuales (dicen el capitán Pedro Méndez y Bartolomé de Dueñas) se las dio el emperador Carlos V el año de 1547 estando en Alemania en la ciudad de Ulma, con ocasión de haber remitido a España el capitán don Juan de Villarroel (que fue el primero que después del indio Huallpa descubrió el Cerro) al emperador 12 000 marcos de plata, que fueron los primeros que allá pasaron sacados de la veta Descubridora; y viendo su memorial y pretensión le concedió a este capitán el título de descubridor del Cerro, fundador de la Villa y las armas referidas”.

Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela).

A este primer diseño, Arzans no incorpora al águila imperial.

Segundo escudo (1565).

Fue concedido mediante cédula real por Felipe II en el Bosque de Segovia en 1 de agosto del año de 1565.

Siendo propósito de esta concesión, perpetuar el título de Villa Imperial y el nombre del Cerro Rico, destacando la riqueza argentífera escondida en sus entrañas, se trataba de armas personales del monarca que, por extensión, se aplicaban a sus reinos y a los respectivos territorios colonizados, solo diferenciaba un icono de la región como es el «gran Cerro Rico».

Le concedió las armas que hoy goza, que son las reales de Castilla en campo de plata, un águila imperial, castillos y leones contrapuestos; abajo el Cerro de Potosí donde hace el medio de los dichos dos leones y dos castillos, las dos columnas del Plus ultra a los lados; corona imperial al timbre, y por orla el collar del toisón

Bartolomé Arzáns de Orsúa y Vela

Tercer escudo y actual (1575).

Otorgado por el quinto Virrey del Perú el 2 de agosto de 1575 en Arequipa, después de haber visitado la Villa Imperial de Potosí.

…conceder a la dicha Villa y darle por armas un escudo en campo amarillo, con dos castillos y dos leones y el toisón en el pecho de un águila imperial con dos cabezas cortadas y una corona en medio de las dichas dos cabezas y dos columnas imperiales a los lados de las dichas armas con una letra que dijese Plus Ultra y el dicho cerro rico de Potosí con un blasón a la redonda del escudo que dijese «Cesaris potentia = pro rexis prudentia = iste excelsus mons et argenteus = orbem debelare valent unive[r]sisunt», cuya traducción significa: ‘Con el poder del César – por la prudencia del Rey – este excelso monte argento – dominar alcanza al universo

 

 

Vídeos de Potosí


Si queréis viajar a Potosí os aconsejo leer a

http://www.patrullaviajera.com/es/bolivia-minas-de-potosi/

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/wiki/Potos%C3%AD

http://www.eldiario.es/canariasahora/viajarahora/hormiguero-entranas-Cerro-Rico-Potosi-minas-visita-turismo-plata-mineros-consejos-tio-condiciones-laborales-trabajo-infantil_6_308729154.html

Anuncios

2 comentarios en ““Vale un Potosí”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s