La fiesta de la luz de las ánimas

La fiesta de la luz de las ánimas

Muchos pueblos de la Comarca de Tarazona y el Moncayo recogen esta fiesta de Todos los Santos entre las tradiciones del otoño.  La noche anterior la conocemos como Halloween, aunque su nombre original era “all Hallows eve”.

Tiene orígenes celtas, donde festejaban la llegada del imperio de las tinieblas, propiciadas por las largas noches invernales. Era el momento para que los espíritus aflorasen y vagasen entre los vivos.

Trasmoz está ubicado en las faldas del Moncayo, a escasos kilómetros del Monasterio Cisterciense de Veruela, este municipio -con apenas 70 habitantes- es actualmente el único pueblo maldito y excomulgado de España.

Un halo de misterio ha rodeado a la pequeña localidad zaragozana de Trasmoz a lo largo de los siglos. Desde la Edad Media, las leyendas sobre brujas y aquelarres salpican su historia.

El propio Gustavo Adolfo Bécquer quedó seducido por ellas y contribuyó a difundirlas. En ese lugar escribió sus famosas “Cartas desde mi celda” y leyendas ambientadas en el paisaje que le rodeaba en su etapa creativa.

En la puerta del camposanto se colocó una placa en recuerdo de Bécquer, que con su visión romántica y nostálgica gustaba tanto de estos lugares cercanos a la muerte:

“En estos escondidos rincones, último albergue de los ignorados campesinos, hay una profunda calma. Nadie turba su santo recogimiento, y después de envolverse en su ligera capa de tierra, sin tener siquiera el peso de una losa, deben de dormir mejor y más sosegado”.

Tres son los elementos rituales en estas fiestas:

  • Rezos,
  • Toques de campanas
  • Y encendido de luces.

La Asociación Cultural “El Embrujo”organiza todos los 31 de octubre los actos de “La luz de las ánimas”.

Hay actividades para todos los públicos:

  • Recolección y decoración de calabazas
  • Talleres de maquillajes de terror
  • Música
  • Y degustación de dulces típicos

También se celebra un Festival de Cuentacuentos de Terror y un recorrido nocturno por las calles de la localidad.

Los niños recogerán las calabazas de los huertos de la Villa de Trasmoz y las vaciarán y decorarán.

Esas calabazas iluminadas serán las que adornen el camino al cementerio a través del cual se llevará a cabo la la procesión de Ánimas, donde se reza el rosario por las almas de los difuntos. Los niños se visten de blanco y los adultos de negro.

Una procesión en la que también es tradición entonar el canto de «Los gozos para las ánimas benditas», un cántico recuperado que se cantaba hace siglos en la localidad.

Todos acudirán a los talleres de maquillaje, cuentacuentos, pasacalles, visitas a los rincones más escalofriantes del pueblo y del encendido de la hoguera de las Ánimas.

Si  quieres recibir todos los nuevos contenidos puedes suscribirte gratuitamente a mi blog https://exprimehistorias.wordpress.com/

Y si quieres oír y ver la historia suscríbete gratis a mi canal de YouTube https://goo.gl/5mMkyM

Relacionados

Halloween. La leyenda de Jack el de la linterna

Bécquer y las brujas de Trasmoz

La noche de Valpurgis y la fiesta de Beltane

La fiesta de los mayos o mayas

La fiesta de los bartolos y de la fuga de la diabla

Para leer mas

Trasmoz la luz de las ánimas

Pasa una noche de miedo en Trasmoz

Ocho propuestas para disfrutar del día de todos los Santos

Pueblo maldito

Leyendas de Aragón

Anuncios

2 comentarios en “La fiesta de la luz de las ánimas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s