Historia de las barajas de cartas

Historia de las barajas de cartas
  1. Origen de los naipes
  2. Fabricación de los naipes
  3. Significado y detalles de los naipes según los países

 

Origen de los naipes

Se relata que los naipes empezaron a utilizarse como elemento de adivinación, para convertirse después en un mero entretenimiento popular.  Se ha mencionado a los gitanos y sus barajas adivinatorias, pero cuando las grandes migraciones gitanas llegaron a Occidente hacía tiempo ya que las cartas eran sobradamente conocidas en Europa. No obstante, podemos asegurar con toda seguridad que esta invención, al igual que los dados y el ajedrez, viene de Oriente.

La creación de los naipes parece derivarse de la combinación de dos juegos: AJEDREZ y DADOS.El Ajedrez era privilegio de la inteligencia y los Dados, de la suerte.De la fusión de estos dos factores nacieron los naipes.

Atribuyeron a Marco Polo, de la llegada de los naipes a Europa, quien los habría traído de China, pero parece que Marco Polo no llegó a China y que todas las historias que de allí contó las había oído en Oriente Medio.

La fabricación del papel fue el principal elemento que hizo posible la creación de los naipes. Algunos investigadores atribuyen el origen de los naipes a China, pues allí se inventó el papel en el siglo I de nuestra era, además los chinos fueron los inventores de la xilografía y de la imprenta.

La fabricación de papel se implantó en Europa mil años más tarde, en Játiva en 1150 se comenzó a fabricar papel, pasando a Italia en 1276 y a Alemania en 1320.

Los chinos otorgan a su país el origen de la baraja, ya que en el año 1120 empleaban el grabado sobre madera para el estampado de las cartas. Los hindúes y los persas remontan su invención a los tiempos bíblicos.

Se dice que fueron los árabes, pero estos no tenían cartas, ni su religión les permitía reproducir imágenes antropomorfas. En realidad, el único juego de cartas «árabe» conservado es turco. Los turcos usaban la baraja o naib, como la llamaban, en el siglo XIII.

Fue probablemente de Arabia donde los caballeros de las Cruzadas conocieron por vez primera este juego y lo implantaron en Europa, donde no tardó en alcanzar carta de vecindad.

Es en Oriente Medio donde se encontraron las primeras barajas de 52 naipes, pintadas a mano y con los cuatro palos que han llegado nuestros días.

Durante mucho tiempo circularon historias atribuyendo la invención de las cartas a ciertos personajes (Vilhán, Nicolás Papin), que en muchos casos resultaron ficticios.

La historia deja clara constancia de que en 1331 esta forma de entretenimiento gozaba de cierto arraigo en España, ya que justamente ese año, Alfonso XI prohibió a los caballeros de la Orden de la Banda por él fundada que interviniesen en partidas de naipes, quienes pasarán su tiempo libre en el “nefasto juego”.

Se cree que lo trajeron los árabes o Mamelucos, pero como era difícil de entender los símbolos árabes, los sustituyeron por otros de la tradición popular.

Una de las referencias escritas más antigua que se dispone data de 1371 y se encuentra en el “Diccionario de la Rima” del poeta catalán Jaume March, en el que por primera vez aparece la palabra “naip”.

En el museo Británico de Londres existe un manuscrito de 1377, de un monje alemán, mencionando el juego de las cartas para enseñar y educar.

En Italia, una crónica de Viterbo del año 1379 trata del “Gioco della Carta”. En Francia, se hace referencia al juego de los naipes en un manuscrito de 1381 de la Notaría de Laurent Aycardi de la ciudad de Marsella.

En el Archivo Histórico de ciudad de Barcelona se recogen unas Ordenanzas publicadas en 1382, donde se prohibía el empleo de los juegos de azar, entre ellos estaban los naipes, y fueron leídas por el pregonero en las calles y plazas barcelonesas; “no gos jugar a nengun joch de daus, ni de taules, ni de naips..”.

Por último en 1384, el Consejo General de la ciudad del Turia, en Valencia, dispuso la prohibición de un novel joch apellat dels naips.

En 1387, Juan I prohibió por precepto la práctica de los juegos de cartas. En 1397, el Preboste de París, Francia, publicó una orden prohibiendo el uso de la baraja.

En 1543, se acuerda que nadie pueda entrar naipes en España para dar, un año más tarde, la exclusiva de las ventas al banquero de Medina e imponer, en el siglo XVII, el impuesto conocido como “renta de naipes”.

Lo que sí parece claro es que las cartas iniciaron su expansión a través del continente europeo desde Italia. Por lo menos de ese país proceden los ejemplares y testimonios más antiguos.

De Italia pasaron rápidamente a través del sur de Francia o directamente a través del reino de Nápoles, entonces perteneciente a la corona aragonesa y el resto de la Península Ibérica.

Las cartas de juego se extendieron hacia el norte hasta Francia y Alemania, dando origen a las barajas nacionales de ambos países.

Desde Francia los naipes pasaron a Inglaterra, donde el modelo francés adoptaría la forma de la que actualmente se conoce como baraja inglesa.

Fabricación de los naipes

En un principio, las barajas no estaban al alcance de todos. Comerciantes, burgueses y nobleza eran los únicos que podían pagar a un miniaturista para que en las piezas, normalmente de madera, dejara impresas alusiones a oficios, naturaleza, orfebrería o trajes propios de sus países y de la época.

Primero los naipes se realizaban totalmente a mano por artistas llamados pintores naiperos, más tarde, en pleno siglo XV se industrializa su fabricación mediante la impresión xilográfica, dicha técnica consiste en imprimir mediante moldes de madera de boj o peral, grabados en alto relieve.Los colores se aplicaban por dos procedimientos: MORISCA o TREPAS.

El pintado a la MORISCA se realizaba sin pincel, es decir con los dedos, consistía en dar unos toques de color sobre el grabado ya impreso en color negro.El procedimiento de TREPAS, consistía en emplear patrones de cartón, troquelados, sobre los que se pasaba una brocha con el color correspondiente.

Como casi siempre sucede, la evolución de la baraja francesa a la inglesa se produjo por accidente: en 1628, para favorecer la fabricación interna de naipes se prohibió la importación de las reputadas cartas francesas; los grabadores ingleses, menos talentosos que sus colegas continentales, optaron por unos trazos más sencillos.

Durante las décadas siguientes, con el voraz colonialismo británico, la baraja inglesa se convirtió en la más usada en el mundo entero.

En 1832, el fabricante Thomas de la Rue, de Londres implanta un nuevo sistema de impresión, llamado litografía que sustituye a la xilografía, con este descubrimiento, obtiene una distinción de la Corona inglesa, el nuevo proceso consistía en dibujar perfiles y colorear sobre una piedra litográfica, lo cual permitía un perfecto ajuste entre los colores, llegando a hacer naipes con 16 colores diferentes.

Hacia el año 1868, los naiperos españoles emplean moldes de plomo y comienzan a grabar los dibujos sobre planchas de cobre.

En la actualidad la plancha de zinc y aluminio ha sustituido a la piedra litográfica.

Significado y detalles de los naipes según los países

Los Símbolos y Significados de las Cartas:

La Baraja Española de 48 naipes, estaban divididos en 4 símbolos: Oros simbolizarían el comercio; las Espadas, la nobleza y al ejército; los Bastos, la agricultura o estado llano, y las Copas, la religión.

Cada serie es de doce cartas cada una, siendo su numeración del uno (conocido por “As” hasta el doce. Esta última carta y las dos anteriores, o sea el 11 y el 10, se conocen por los nombres de Rey, Caballo y Sota respectivamente.

En Nápoles fue adoptada la baraja española al estar bajo el dominio de Aragón. Esta tiene 40 cartas con la diferencia de que la sota es el nº 8, el caballo 9 y el Rey el 10. En Italia Hay una gran variedad de clases de naipes. El sur usa más la española, pero una versión más antigua  y el norte la francesa.

Los palos de la Baraja española siempre se enumeran por el mismo orden; Oros, Copas, Espadas y Bastos, este orden, probablemente no es por capricho, sino que responde a un concepto de jerarquía.

En ellos se ha visto la representación alegórica de los diversos estamentos que componían la sociedad.Veamos su interpretación: los OROS (el dinero) simboliza a los Comerciantes, a la alta burguesía; las COPAS (el cáliz) simboliza al Clero; las ESPADAS simboliza a los Caballeros, a la nobleza; los BASTOS simboliza a los Artesanos y Campesinos.Ver origen de la baraja española

La Baraja Francesa se compone de 52 naipes, divididos también en cuatro palos que reciben la denominación de Pica, Trébol, Diamante y Corazón y del uno al nueve.. De esta se deriva la inglesa, esta tiene 52 cartas más dos comodines o Jokers.

El simbolismo de estos palos es por el estilo del español, ya que los corazones representan a la Iglesia; los diamantes, como emblema de riqueza, a la aristocracia; los tréboles simbolizan al ejército y las picas a los obreros.

En la baraja inglesa existe una historia oculta entre dos de de sus personajes:

Si observamos al rey de corazones de la baraja inglesa podemos ver que es el único personaje con dos manos en cada mitad de la carta. Sin embargo, las mangas de sus brazos no coinciden.

Así, parece que el brazo que sostiene la espada se corresponde a otra persona… que estaría asesinando al rey delante de nuestras narices. Así, si seguimos buscando en la baraja encontramos al segundo personaje en esta historia, la reina de picas.

Se puede observar que sus mangas sí se corresponden con las que sostienen la espada… y solo falta saber el porqué de tal asesinato: ¿despecho quizás?

También está la baraja alemana  que sus palos son: corazones, hojas, bellotas y cascabeles. Tiene 48 cartas desde el 2 al diez, el unter, que es como la sota, el ober como el caballo y el Konig como el Rey

Los corazones representan a la iglesia, los cascabeles a la nobleza por su afición a la cetrería, las hojas a los comerciantes y burguesía y las bellotas a los siervos y campesinos.

Los símbolos de la baraja difieren de unos países a otros, en Italia y España son similares, a las cartas numerales 1 a 7 o a 9 se le añaden: Sota, Caballo y Rey con la única diferencia que en la baraja española los palos son Oros, Copas, Espadas y Bastos y en la italiana los Bastos son sustituidos por Bastones y los Reyes se representan siempre sentados en sus tronos.

En los países germánicos los símbolos son corazones, bellotas, cascabeles y hojas.En Suiza, escudos, bellotas, cascabeles y flores.En Francia las cartas numerales van del 1 al 10 mas las 3 figuras; Rey, Dama y Valet con los palos de Corazones, Tréboles, Picas y Diamantes.En Portugal los Ases son Dragones.

En Japón,  las misiones luso-españolas del siglo XVI introdujeron, entre otras costumbres, el juego con las cartas de la baraja española, en especial la variante portuguesa. Así, «carta» se convirtió en karuta, «copas» en koppu, «oros» en oru y «caballo» en uma (literalmente, «caballo»). En Indonesia, la palabra «carta» se convirtió en kertu.

La calidad de los naipes se refleja en una buena capacidad de deslizamiento, en que su brillo, grosor y corte sea perfecto y exactamente igual en todas las cartas que componen la baraja.

Según los expertos, jugar a las cartas es una terapia a través de la cual, el jugador logra evadirse de los problemas cotidianos, además en el caso de las personas mayores, les permite estar activas mentalmente, algo muy importante en esa etapa de la vida.

Según un estudio realizado en la Universidad de Michigan, revela que la inmensa mayoría de los adultos que están en edad laboral, ocupan más de las tres cuartas partes de su tiempo de ocio en jugar. Se supone que buena parte de ese tiempo lo pasan jugando a las cartas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s