Jerusalén de La Mancha. El Santo Niño de La Guardia.

Jerusalén de La Mancha. El Santo Niño de La Guardia.

Al pueblo de La Guardia se le llama”Jerusalén de La Mancha” por la historia de San Cristobalito de La Guardia Mártir o ”Santo Niño de La Guardia”.

El santuario del Santo Niño de la Guardia es uno de los mas populares de La Mancha y está situado a pocos metros de la carretera nacional lV  en dirección a Madrid desde Andalucía a dos kilómetros de La Guardia en lo alto de un cerro entre pinares.

Las imágenes de San Cristobalito o Santo Niño de La Guardia se suele representar como un Nazareno Cautivo atado a la columna, crucificado y vistiendo el hábito trinitario.

Su culto comenzó a partir de 1501 en que hallamos referencias a los santuarios donde el niño padeció o fue enterrado y La Guardia le tomó por Patrón, celebrando la fiesta solemne en el día de los Santos Inocentes, así como el 25 de marzo o en la semana de quasimodo. En 1580 se votó para que se celebrase el 25 de septiembre de cada año.

Uno de los más destacados orador y escritor fue Fray Antonio de Guzmán, nacido en la Villa de Torrejón de Velasco escribió en su obra la “Historia del Inocente Trinitario Santo niño de la Guardia”

Lope de Vega, en su comedia EL Niño inocente o el segundo Cristo, unió el cuento infantil de la Casa de Chocolate, donde el chiquillo es llevado por los ogros, con la Pasión de la biblia.

Mil veces dichosa España!

Que este mártir mereciste,

Niño y padre de tu Patria.

Francisco de Quevedo escribió al rey en el memorial por el patronato de Santiago cuánto le sobra al Niño de La Guardia para copatrón y aun para patrón de España:

“No es traslado de la pasión de Cristo en una parte, es un original espantoso, con exceso de azotes en falta de años. Este es, Señor, grande abogado que puede interceder a Dios, como no puede otro alguno, por la pasión que Cristo pasó por él y por la que él pasó por Cristo”.

Santo Niño de La Guardia

Jerusalén de La Mancha. El Santo Niño de La Guardia. Santo Domingo del Val, judíos, inquisiciónSu  dramática historia y martirio sucedió en este pueblo. Estos sucesos están registrados en los procesos del tribunal de la inquisición.

San Cristobalito, nació en la ciudad de Toledo en el año 1487, en la colación de San Andrés en la misma parroquia fue bautizado. Se llamaba Juan, aunque sus captores le llamaban Cristóbal.

Eran finales del siglo XV. En España reinaban los Reyes Católicos Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón.

Sus padres fueron Alonso de Pasamontes y su madre Juana la Guindera. En cuanto nació Cristóbal su madre lo consagro a la Santísima Trinidad. Los domingos y fiestas lo vestía con el hábito de la Orden Trinitaria.

El día del Corpus del año 1489 cuando la madre de Cristóbal iba a misa a la catedral de Toledo, como en otras tantas ocasiones, secuestraron al niño en la puerta del perdón de la catedral toledana, que hoy conocemos como la puerta del Niño Perdido.

Se cuenta que el secuestro fue realizado por Juan Franco, Juan Gómez y Benito García. Los tres eran judíos y oriundos de la villa de La Guardia.

Para que perdieran la pista del niño, sus secuestradores le llevaban de un pueblo a otro. Quintanar De La Orden, Tembleque, El Romeral y al final a la villa de La Guardia.

Allí lo tuvieron prisionero en una cueva de la casa de Juan Franco hasta el Viernes Santo. Actualmente existe esta cueva  y sobre ella se levantó una ermita llamada de Jesús Nazareno del siglo XVII, y antigua sinagoga del siglo XV.

Se dice que se martirizó a san cristobalito a semejanza de Jesucristo, fue azotado y le pusieron una corona con espinas.

Posteriormente lo llevaron a un cerro a las afueras del pueblo de La Guardia donde le cargaron con la cruz a cuestas en el camino de subida al cerro.  El santo niño tuvo sus caídas con la cruz.

Al llegar a una cueva que hay en lo alto de este cerro fue cruelmente crucificado y le dieron muerte el 31 de marzo del año 1491, el día de Viernes Santo. Una vez muerto el santo niño, con un cuchillo le abrieron el pecho y le sacaron el corazón para hacer un conjuro.

Lo hicieron con el corazón del santo niño y unas hostias consagradas que robaron de la parroquia de La Guardia. Después lo introdujeron en un pequeño cofre.

Benito García de Las Mesuras, Juan Franco y Juan Gómez partieron para hacer el conjuro a la Sinagoga Mayor de Castilla que estaba en Zamora.

La Inquisición

Toledo.La Guardia, Santo nIño

A mitad de camino, en la ciudad de Ávila, estos fueron detenidos por el santo oficio, fueron encarcelados y después ajusticiados allí mismo en un lugar llamado el Brasero de la Dehesa que algunos sitúan cercano al puente de Sancti Spiritus, el 16 de noviembre de 1491, tras un largo proceso.

Los primeros detenidos, judeoconversos, fueron acusados solo de judaizar, pero después de los interrogatorios que les hicieron en prisión confesaron que habían cometido un crimen ritual.

La tarde del 19 de Julio de 1491, tras casi un año de prisión y tormento, Juan Franco, natural de Tembleque, de profesión zapatero, confiesa ante los inquisidores que “Todos los presentes en la cueva, crucificamos al niño en unos palos cruzados”.

En octubre, uno de los inquisidores, Fray Fernando de San Esteban, viajó a Salamanca y en el convento de San Esteban se entrevistó con varios expertos juristas y teólogos, quienes dictaminaron la culpabilidad de los acusados.

Como dos de los condenados eran judíos, y sobre ellos la Inquisición no tenía jurisdicción, el asunto fue trasladado a la justicia ordinaria de Ávila, que confirmó la sentencia capital.

Sus bienes fueron utilizados para financiar la construcción del Monasterio de Santo Tomás de Ávila, donde en teoría aún se conserva una de las hostias consagradas utilizadas durante el ritual mágico y su corazón. Su construcción terminaría el 3 de agosto de 1493.

“La Hostia consagrada fue tomada con gran reverencia y llevada por orden de los Reyes Católicos y los inquisidores fue puesta en el Sagrario del Altar Mayor del Real Monasterio de Santo Tomás donde hoy se ve…”.

Esta reliquia fue conocida en su época como “Sacramento de los Herejes” y custodiada en una cajita de nácar que la princesa Margarita donó con este fin.

La expulsión de los judíos

Todo lo que le sucedió a el Santo Niño de La Guardia de lo cual el notario de Ávila, Antón González tomó nota, fue usado ante los Reyes Católicos por quienes defendían que había que expulsar a los judíos, lo que se hizo en marzo de 1492, seis meses después de la ejecución de los asesinos del niño.

España fue uno de los últimos reinos europeos en expulsar a los judíos (el último fue Portugal).

Sucesos similares

Jerusalén de La Mancha. El Santo Niño de La Guardia. Santo Domingo del Val, judíos, inquisiciónOtros sucesos similares se habían producido en España. Uno de los más conocidos fue la crucifixión del niño Santo Dominguito del Val, en Zaragoza en el siglo XIII, o la del niño de Sepúlveda, en 1468.

Esta última se saldó no solo con la ejecución de dieciséis judíos hallados culpables del crimen, sino con el asalto popular a la aljama de Sepúlveda, que se cobró varias víctimas más.

En La Rambla (Córdoba) existe una representación de este niño en el altar del sagrario de la Iglesia de la Santísima Trinidad de la Rambla, antiguo convento de los trinitarios calzados. Se trata de un niño crucificado vestido con túnica trinitaria. Obra realizada por Juan de Salazar en 1768.

En un libro publicado en 1449 por el fraile converso Alonso de Espina, Fortalitium Fidei, “Contra judíos, sarracenos y otros enemigos de la fe cristiana”, había una larga lista de crímenes atribuidos a los judíos. Aparecen varios relatos de crucifixiones infantiles, todos ellos dados por ciertos.

Milagros del Santo Niño

En el monasterio de Santo Tomás de Ávila se conserva incorrupta las hostia consagrada. El santo niño fue sepultado en el cerro de La Guardia pero nunca se ha encontrado su cuerpo.

En el momento en que murió en el patíbulo San Cristobalito, el pequeño mártir de La Guardia, ya obró su primer milagro dándole la vista a su madre ciega, y muchas fueron las personas que peregrinaban a la santa cueva de La Guardia.

El 22 de febrero del año 1492 cuatro vecinos de Alcázar de San Juan peregrinaron a la santa cueva y pasaron ahí la noche.

Al día siguiente vieron con admiración que estaban curados de sus males,  lo que certificaron ante la justicia de la villa.

Eran un tullido, una mujer con la boca torcida hacía más de dieciocho años, un sordo total y una pobre ciega, aparte de otros mil prodigios referentes a niños quebrados y enfermos de todas clases cuya curación detallan los rótulos que sobre cada caso pendían del santuario de La Guardia.

Este Santuario como otros de España están llenos de exvotos. Estos se entregaban en la ermita ya que había y hay muchas curaciones atribuidas al Santo Niño.

Visitas ilustres al Santuario

Jerusalén de La Mancha. El Santo Niño de La Guardia. Santo Domingo del Val, judíos, inquisición,Reyes CatolicosEn el año 1495 visitaron la cueva y el Santuario los Reyes Católicos Don Fernando Y Doña Isabel.

En la santa cueva se levanta un santuario y convento que mandó edificar Don Juan Cristóbal Cruz de Guardiola y Aragón duque de Villahermosa y lo cedió a los frailes Trinitarios de la Orden de la Santísima Trinidad, por la vinculación con esta orden que ya tenia desde que nació El Niño Santo.

Este santuario fue visitado por varios reyes:

  • En el año 1539 el rey Carlos l
  • El año 1562 el rey Felipe ll
  • En 1617 el rey Felipe III
  • Años después Felipe lV

varios santos vivieron y visitaron este santuario:

  • En el año 1619 lo hizo San Simón de Rojas, fraile Trinitario y consejero del rey felipe III y felipe lV.
  • Santa Teresa de Jesús y San Juan de Ávila.
  • El año 1589 estuvo en este santuario viviendo San Juan Bautista de la Concepción. trinitario y reformador de la Orden Trinitaria.

El papa Pío VII confirmó el culto al Santo Niño en 1805.

“Historia de una calumnia: El Santo Niño de La Guardia”.

Memoria de Sefarad (Toledo, 2002); Remembering Sepharad. Jewish Culture in Medieval Spain (Washington, 2003):

Jerusalén de La Mancha. El Santo Niño de La Guardia. Santo Domingo del Val, judíos, inquisición“En 1490 ciertos conversos de La Guardia, Tembleque y Toledo, tras haber asistido a un auto de fe de la Inquisición, planearon una venganza mediante un conjuro para el cual era necesario el corazón de un niño inocente y una hostia consagrada.

Juan Franco y Alonso Franco secuestraron al niño Juan de Pasamonte junto a la catedral de Toledo, lo trasladaron a La Guardia e imaginaron su martirio y muerte como si de un nuevo Jesús se tratara.

De este modo el santo inocente Juan, hijo de Alonso de Pasamonte y de Juana la Guindera, fue sometido al juicio de un tribunal presidido por Hernando de Ribero, vecino de Tembleque y contador del prior de San Juan, ante el que fue acusado por Juan de Ocaña; fue condenado y azotado con mil seiscientos azotes; fue coronado de espinas, crucificado y, finalmente, herido como Jesús en el costado derecho, pero también en el izquierdo para extraerle el corazón, necesario en el conjuro.

Tras ser enterrado junto a la ermita de Santa María de Pera (o del Sepulcro), los judíos lograron que el sacristán de La Guardia, también converso, robara una hostia consagrada, segundo componente del conjuro.

Con ambos elementos partió Benito García de las Mesuras hacia Zamora, para que los rabinos de la aljama hicieran el conjuro, pero fue descubierto gracias a los resplandores que emitía la hostia oculta entre las páginas del libro de rezo. (…)

La hostia pasó a formar parte de las reliquias del monasterio de Santo Tomás de Ávila, pero el corazón del Santo Niño había desaparecido milagrosamente del equipaje de García de las Mesuras, como paso previo a la desaparición también de su cuerpo, que había sido enterrado junto a la ermita de Santa María de la Pera de La Guardia”.

cuando los judíos fueron detenidos, dijeron donde se encontraba el cuerpo del niño, Cuando llegaron al lugar, había desaparecido”.

Las gentes del lugar pensaron que al haber pasado por lo mismo que Jesucristo, pudo resucitar al igual que Él.

Si  quieres recibir todos los nuevos contenidos puedes suscribirte gratuitamente a mi blog https://exprimehistorias.wordpress.com/

Y si quieres oír y ver la historia suscríbete gratis a mi canal de YouTube https://goo.gl/5mMkyM

Para leer mas

La Guardia, Dosbarrios y vuelta

Los4palos. El Santo Niño de la Guardia

Wikipedia. El Santo Niño de la Guardia

ABC. Santuario y martirio del Santo

Materialesdehistoria

Villadtembleque

Redajo.com

Redjuderías.org

elblogdealfonsogarcia.blogspot.com.es

granperdonanza.blogspot.com.es

Anuncios

2 comentarios en “Jerusalén de La Mancha. El Santo Niño de La Guardia.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s